Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Sur sostiene que el Norte no posee la letal “bomba del arco iris”

Seúl, 28 jul (EFE).- El Gobierno de Corea del Sur aseguró hoy que Corea del Norte no posee la llamada “bomba del arco iris”, tras plantearse la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un ya esté desarrollando esta peligrosa arma nuclear de ataque masivo, capaz de destruir los dispositivos electrónicos de un país y paralizarlo.


Publicidad

Corea del Norte aún no ha alcanzado el nivel tecnológico necesario para desarrollar estas bombas, ya que su elaboración requiere habilidades avanzadas”, indicó un portavoz del Ministerio de Exteriores de Seúl, en declaraciones publicadas por la agencia local Yonhap.

El portavoz matizó que “está por confirmar si Pyongyang ha adquirido tecnología” para futuros ataques de pulso electromagnético (EMP por sus siglas en inglés) aunque, dijo, “creemos que aún no ha tenido éxito” a la hora de fabricar estos explosivos capaces de paralizar un país entero.

Las declaraciones de la cancillería surcoreana llegan después de que el pasado martes el exdirector de la CIA estadounidense James Woolsey afirmara que Corea del Norte “alcanzará pronto a Rusia y China a la hora de asegurarse los ingredientes principales para un ataque de EMP”.

La “bomba del arco iris”, que hasta hoy nunca se ha empleado en combate, es un explosivo nuclear preparado para ser detonado a gran altitud y contra el que no existe defensa posible por el momento.

La detonación, que requiere un cohete capaz de volar a más de 300 kilómetros de altura y una bomba nuclear de tamaño medio, generaría sobre la superficie un gran campo electromagnético de hasta miles de kilómetros en el que quedarían total o parcialmente destruidos todos los dispositivos electrónicos.

Un ataque de este tipo tendría consecuencias devastadoras sobre cualquier país moderno, ya que cortaría la electricidad, el agua potable, las comunicaciones y la distribución de alimentos y productos básicos.

Los expertos creen que Corea del Norte ha dedicado numerosos esfuerzos durante años para fabricar esta peligrosa arma.

Aunque el régimen de Kim Jong-un nunca ha hecho alusión directa a las bombas de EMP, en los últimos años ha reivindicado el desarrollo de armas nucleares como principal pilar de su política de defensa, a pesar de las críticas de la comunidad internacional.

Corea del Norte es capaz de detonar dispositivos nucleares -ya ha realizado tres ensayos en 2006, 2009 y 2013- aunque los expertos dudan sobre si el Estado comunista ha alcanzado el nivel tecnológico necesario para instalar cabezas atómicas en sus misiles de corto y medio alcance. EFE