Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Caravana de ayuda rusa parte de Ucrania

DONETSK, Rusia (AP) — Cientos de camiones con ayuda de Moscú regresaron a Rusia el sábado, desde el este de Ucrania, bajo control de los rebeldes, poniendo en evidencia que la región —donde las casas y los medios de subsistencia han sido destruidos por meses de lucha— necesita asistencia a largo plazo.


Publicidad

Antes de una muy esperada reunión el martes entre los presidentes de Rusia y Ucrania, la canciller alemana Angela Merkel se reunió en Kiev con funcionarios ucranianos y les expresó la esperanza de una solución pacífica al conflicto que ha cobrado más de 2.000 vidas.

Los camiones cruzaron el viernes de Rusia a Ucrania unilateralmente, a través de un punto en la frontera controlado por los rebeldes. Moscú alegó que había perdido la paciencia con las tácticas dilatorias del gobierno central de Ucrania, pero las autoridades en Kiev calificaron rápidamente la medida como una invasión.

A mediados de la tarde del sábado, todos los vehículos habían regresado a Rusia, dijo Paul Picard, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, al hablar con periodistas en la ciudad rusa de Donetsk. Un funcionario ruso de manejo de emergencias dijo que 227 vehículos participaron en la caravana.

Un reportero de The Associated Press en el lado ucraniano de la frontera pudo asomarse al interior de unos 40 de los camiones remolque y confirmó que estaban vacíos. Rusia dijo que los camiones sólo transportaron comida, agua, generadores de electricidad y sacos de dormir al fuertemente golpeado bastión rebelde de Luhansk.

El gobierno ucraniano y países occidentales denunciaron el ingreso de la caravana rusa como una violación de la soberanía de Ucrania e insinuaron que Moscú pudo haber usado el convoy para contrabandear suministros y refuerzos militares para los rebeldes pro rusos que luchan contra el gobierno central en Kiev.

No quedó claro, sin embargo, qué fue lo que entregó efectivamente el convoy ruso, pues apenas llegó la noche del viernes. Descargar todos esos camiones en apenas unas pocas horas en una región afectada por la guerra representó una tarea importante. Periodistas de AP que siguieron la caravana dijeron haber escuchado traqueteos el viernes que indicaron que algunos de los camiones no estaban cargados por completo.

En los pueblos y ciudades que las fuerzas ucranianas han reconquistado de manos rebeldes, era evidente la urgencia de alimentos y agua de largo plazo, más que una entrega excepcional.

La asistencia del gobierno y donantes internacionales es muy poca, insuficiente para ayudar a reconstruir los medios de vida destruidos por la guerra.

___

Leonard reportó desde Slaviansk, Ucrania. Los periodistas de The Associated Press Nataliya Vasilyeva en Kiev, Mstyslav Chernov en Izvaryne, Jim Heintz en Moscú y Geir Moulson en Berlín contribuyeron a este despacho.