Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Silva y Rousseff empatarían en primera vuelta según nuevo sondeo

La exsenadora y exministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, da una conferencia de prensa en Brasilia, el 4 de octubre de 2013. (AP Foto/Eraldo Peres)

Río de Janeiro, 3 sep (EFE).- La presidenta Dilma Rousseff y la líder ecologista Marina Silva empatarían en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de octubre en Brasil y tendrían que disputar una segunda ronda, en la que la opositora vencería, según una nueva encuesta divulgada hoy por la firma Ibope.


Publicidad

De acuerdo con el sondeo encomendado por el diario O Estado de Sao Paulo y el canal Globo, la intención de voto de Rousseff para las elecciones del 5 de octubre subió desde el 34 % en la encuesta divulgada el 26 de agosto hasta el 37 % en la publicada hoy, en tanto que la de Silva, exsenadora y exministra de Medio Ambiente, saltó cuatro puntos porcentuales, desde el 29 % hasta el 33 %.

Como el margen de error de la encuesta es de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo y la diferencia entre ambas se redujo desde cinco hasta sólo tres puntos porcentuales, las dos candidatas figuran como técnicamente empatadas en la primera vuelta en la nueva encuesta de Ibope.

El empate en primera vuelta entre las dos exministras del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva ya había sido detectado por una encuesta realizada por la firma Datafolha y divulgada el pasado lunes, en la que ambas aparecen con el 34 % de la intención de voto.

Según el Ibope, como ninguno de los candidatos obtendría más de la mitad de los votos para garantizar su elección en la primera vuelta, la Presidencia tendrá que ser decidida por las dos más votadas en una segunda ronda prevista para el 26 de octubre.

En la simulación para la segunda vuelta, la líder ecologista y candidata por el Partido Socialista Brasileño (PSB) vencería con el 46 % de los votos, frente al 39 % que obtendría la jefe de Estado, postulada para un segundo mandato por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

La diferencia entre ambas candidatas en una hipotética segunda vuelta se redujo en dos puntos porcentuales ya que en el sondeo anterior Marina Silva aparecía con un 45 % y Rousseff, que recuperó tres puntos, con un 36 %.

En el tercer lugar en la primera vuelta quedaría el senador Aécio Neves, candidato por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y que era el segundo favorito antes de que Marina Silvairrumpiera en la disputa el mes pasado tras ser postulada en el lugar del líder socialista Eduardo Campos, que murió en un accidente aéreo el 13 de agosto.

Neves, al que las encuestas llegaron a señalar como posible rival de Rousseff en una posible segunda vuelta antes de la muerte de Campos, cuanto tenía un 23 % del favoritismo, siguió perdiendo apoyo y su intención de voto cayó del 19 % en la encuesta del Ibope de la semana pasada hasta el 15 % en el sondeo divulgado hoy.

Igualmente perdió espacio el candidato socialcristiano y pastor evangélico Everaldo Pereira, cuarto favorito, cuya intención de voto quedó estacionada en el 1 %.

El porcentaje de electores que pretende votar en blanco o nulo se mantuvo estable en el 7 % entre la semana pasada y la encuesta de esta semana y el de los que está indeciso cayó desde el 8 % hasta el 5 %.

El salto de Marina Silva al primer lugar en las encuestas tras la muerte de Campos la convirtió inmediatamente en blanco de críticas de los demás candidatos, pero el nuevo sondeo mostró que sigue ganando apoyo.

La candidata del PSB, una militante evangélica, fue duramente cuestionada por haber excluido de su programa de Gobierno el apoyo al matrimonio entre homosexuales y a la energía nuclear, y es criticada por alegar que puede gobernar sin el apoyo de los partidos políticos en el Congreso.

El Ibope entrevistó a 2.506 electores en 175 municipios entre el domingo y el martes, y su sondeo tiene un margen de error de dos puntos porcentuales. EFE