Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pentágono: entrenar a los rebeldes sirios tomará “entre 8 y 12 meses”

Washington, 19 sep (EFE).- El Pentágono afirmó hoy que comenzará “muy pronto” el proceso de selección de los 5.000 rebeldes moderados sirios que serán entrenados en instalaciones de Arabia Saudí, pero que tardarán “entre 8 y 12 meses” antes de que puedan regresar a su país para luchar contra el Estado Islámico (EI).


Publicidad

En una rueda de prensa, el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, señaló que este proceso de selección tomaría “entre tres y cinco meses”, y se produciría de manera coordinada con las agencias de inteligencia estadounidenses y el Gobierno de Arabia Saudí.

Kirby, no obstante, eludió precisar el lugar concreto donde se llevará a cabo el entrenamiento en territorio saudí y se limitó a afirmar que se realizaría en instalaciones “ya existentes” por un periodo de “entre 8 y 12 meses”.

Asimismo, el vocero señaló que los combatientes tendrían tres misiones a su regreso a Siria: “defender sus comunidades, atacar a los militantes del EI y luchar contra las fuerzas del líder sirio Bashar Al Asad”.

Por su parte, Susan Rice, la consejera Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, insistió en que este proceso de entrenamiento va a llevar “un tiempo”, pero subrayó que “lo haremos tan rápido como podamos”.

Las declaraciones del portavoz del Pentágono se produjeron un día después de que el Congreso de EE.UU. diese luz verde a la solicitud de autorización del presidente Barack Obama de una partida de 500 millones de dólares para armar y entrenar a la oposición moderada a Asad en Siria, como parte de su plan de “degradar y destruir” a los yihadistas, que controlan amplias zonas en Irak y Siria.

Desde el pasado 8 de agosto, las fuerzas aéreas estadounidenses han bombardeado posiciones de EI en Irak.

Obama anunció la semana pasada la ampliación de las operaciones militares para enfrentar la amenaza yihadista tanto en Siria como en Irak, aunque sin el despliegue de tropas estadounidenses sobre el terreno. EFE