Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dilma anuncia que impulsará una “regulación económica” de los medios

Brasilia, 26 sep (EFE).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que aspira a la reelección en los comicios del 5 de octubre próximo, afirmó hoy que “un tema” de su eventual nuevo mandato será avanzar hacia una “regulación económica” de los medios de comunicación.


Publicidad

Según todas las encuestas, Rousseff se impondrá el 5 de octubre pero no superará el 50 % de los votos y deberá disputar una segunda vuelta, el día 26, frente a la ecologista y candidata socialista Marina Silva, con quien se encuentra técnicamente empatada de cara a esa nueva votación, de acuerdo con los sondeos.

Rousseff se refirió a la posible regulación de los medios de comunicación durante una entrevista con un grupo de “blogueros”, a los que recibió en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

“Brasil tiene que regular esa cuestión, que no se reguló hasta ahora y debe ser igual que los puertos, la industria petrolera” y otros sectores económicos, sostuvo la mandataria, quien aclaró que se refería a la propiedad de los medios y no a los contenidos.

“En cualquier sector en que hay una concentración de la propiedad cabe una regulación sobre la base económica”, pues la Constitución “es muy clara” y “no permite los monopolios ni los oligopolios”, lo cual “también vale para los medios”, declaró.

Según Rousseff, “muchos confunden esa regulación económica con un control de los contenidos, pero eso es propio de dictaduras y no de los regímenes democráticos”.

La mandataria insistió en que la regulación que impulsaría, sobre la cual no ofreció detalles, sería sólo de corte “económico” y con el objetivo de “impedir la existencia de monopolios o oligopolios”, algo en lo que apuntó que “no hay nada de bolivariano”.

La regulación de la propiedad de los medios de comunicación es una de las banderas que desde hace años enarbola el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Rousseff, pero que hasta ahora no ha encontrado mayor eco en el Congreso brasileño. EFE