Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Blindados ucranianos patrullan Járkov tras tensión por derribo de estatuas de Lenin

Kiev, 30 sep (EFE).- Blindados de la Guardia Nacional ucraniana patrullan desde hoy Járkov, ciudad en el este rusoparlante de Ucrania donde ha crecido la tensión tras el derribo de una estatua de Lenin, la mayor del país, el pasado domingo.


Publicidad

A la policía que patrulla con carros blindados desde ayer en la principal ciudad del este de Ucrania “hoy se han sumado combatientes de la Guardia Nacional”, señaló un comunicado del Ministerio ucraniano de Interior.

La ciudad, fronteriza con Rusia, se ha convertido en los últimos días en un nuevo foco de tensión entre los opositores a Kiev y los ultranacionalistas radicales, que temen que Járkov pueda seguir los pasos de las vecinas regiones de Donetsk y Lugansk, sublevadas hace cuatro meses contra el Gobierno central.

Un grupo de hinchas de fútbol radicales dispersó ayer una manifestación organizada por simpatizantes comunistas que exigían la restitución de la estatua en la plaza central, frente al lugar donde un día antes fue derribada.

Los hinchas lanzaron petardos contra el pedestal que acogía antes el monumento, se encaramaron a éste y arrojaron las flores depositadas allí.

En el lugar también se registraron peleas entre los dos grupos enfrentados, tras lo cual una persona tuvo que ser ingresada en un hospital con el cráneo roto, según las agencias locales.

La estatua al fundador de la Unión Soviética fue derribada el domingo por un grupo de manifestantes que participan en una marcha bajo el lema “Járkov no es Ucrania”.

Poco después, el gobernador de la región de Járkov designado por Kiev, Ígor Baluta, ordenó el desmantelamiento de la estatua, ya derribada para entonces, y evitó así que los responsables del acto vandálico fueran procesados por la Justicia.

Sin embargo, el alcalde de la ciudad, Guennadi Kernés, calificó de ilegal tanto el derribo de la estatua como la decisión de Baluta de ordenar su desmontaje.

Kernés recordó que el monumento pertenece a la ciudad y prometió que será “restituido, o en caso de que no sea posible, construido de nuevo desde cero”.

Desde el inicio a finales del año pasado de las multitudinarias protestas en toda Ucrania contra el ya expresidente del país Víktor Yanukóvich han sido decenas las estatuas y bustos de Lenin derribadas.

La primera y más simbólica fue una gran estatua al fundador de la Unión Soviética derribada en diciembre en pleno centro de Kiev, muy cerca de la emblemática plaza de la Independencia (Maidán). EFE