Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ucrania mantiene el acuerdo de alto el fuego pese a violaciones

Petró Poroshenko, presidente de Ucrania. Foto de Archivo, La República.

Lviv (Ucrania), 3 oct (EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, declaró hoy que el Gobierno sigue comprometido con el acuerdo de alto el fuego con los separatistas prorrusos, a pesar de que ha sido regularmente violado, y que lo más urgente es que su país recupere el control total de la frontera con Rusia.


Publicidad

Se declaró, en este sentido, “optimista” respecto a la posibilidad de implementar los principales puntos de ese acuerdo, firmado el pasado 5 de septiembre.

“La demanda más urgente para Ucrania tiene que ver con la frontera. Sin la verificación y vigilancia de la frontera entre Rusia y Ucrania por los agentes fronterizos de control ucranianos y por los agentes rusos del lado de Rusia, y por los inspectores de la OSCE, es imposible tener un proceso de paz sostenible”, declaró en una rueda de prensa.

Una vez que el control de la frontera se recupere -agregó-, se podrá dictar la amnistía acordada “para los que no tienen sangre en las manos y no cometieron crímenes graves” y aplicar el régimen especial de autonomía para algunas ciudades y localidades bajo control rebelde en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk.

Consideró a estos dos últimos elementos como “claves para el diálogo político”.

“El único logro que hemos tenido ha sido parar la ofensiva, sólo tenemos cinco puntos en la línea de seguridad donde todavía tenemos enfrentamientos”, entre ellos el aeropuerto de Donetsk, que los rebeldes intentan controlar.

“Ucrania hace lo mejor posible para que este proceso funcione”, aseguró a la prensa luego de presentar en la Universidad Nacional de Lviv (noroeste de Ucrania) su programa político de cara a las elecciones legislativas del próximo día 26.

“Ucrania no negocia con su soberanía, con su integridad territorial ni con su independencia. No discutimos el estatus de Donetsk y Lugansk, estos son territorios de Ucrania, como Crimea (anexionada porRusia en marzo), que está bajo ocupación”, dijo el presidente.

En ese sentido, Poroshenko comentó que su Gobierno no reconoce ninguna elección convocada para el próximo 2 de noviembre por los separatistas en las áreas que dominan y que las únicas que pueden tener lugar de forma legítima son las elecciones locales del 7 de diciembre convocadas por Kiev.

“Si las personas son elegidas en elecciones de forma libre, serán nuestras contrapartes en negociaciones, no importa si nos gustan o no, porque ellos (los insurgentes) no representan a la gente, son terroristas que ocupan nuestro territorio”, enfatizó.

En la cuestión del intercambio de prisioneros, que también se acordó el 5 de septiembre, dijo que el Gobierno obtuvo la liberación de 1.342 efectivos de sus cuerpos militares que habían sido capturados por los insurgentes.

No ofreció detalles sobre el número de rebeldes que, a cambio, las fuerzas de seguridad ucranianas han entregado.

Durante su discurso político, Poroshenko responsabilizó repetidas veces a Rusia de la situación crítica del país, por armar a los separatistas y por agravar los problemas que afronta la economía ucraniana.

“Estoy convencido de que no sólo es Crimea, Lugansk y Donetsk, sino que su principal objetivo es eliminar es erradicar a la Ucrania independiente y libre de la faz del planeta”, sostuvo.

Para el presidente, la agresión rusa ha conseguido “como nunca lo había visto antes” la exaltación del patriotismo y de la unidad entre los ucranianos, y pidió a los políticos de otras tendencias que actúen en consonancia con los tiempos difíciles que se viven.

“Sólo unidos y cuando no nos permitamos tener un segundo frente interno abierto seremos definitivamente capaces de ganar en el este y terminar con el ataque de Rusia, dijo entre aplausos.

“No podemos tener peleas internas en estas condiciones porque haríamos daño a Ucrania”, insistió, a tres semanas de las elecciones legislativas en las Poroshenko espera obtener mayoría para gobernar.

En su discurso, el presidente también se refirió al apoyo popular a que haya un sólo idioma oficial en Ucrania, el ucraniano, y que la segunda lengua aprendida en el sistema educativo deje de ser el ruso para ser reemplazado por el inglés.

“Vamos a hablar no del estatus especial del ruso, sino del estatus especial del inglés, esta discusión sería más constructiva y acertada”, dijo tocando un tema muy sensible en el país debido a que los separatistas han justificado sus acciones argumentando que las autoridades pretendían retirar al ruso el estatus de lengua oficial en varias regiones del país con mayoría de población rusohablante. EFE