Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assange espera que los tribunales suecos le den la razón el viernes

Julian Assange durante una rueda de prensa en la embajada de Ecuador en Londres. Foto: EFE/Archivo

Barcelona (España), 22 oct (EFE).- El fundador de WikiLeaks Julian Assange, recluido desde hace más de dos años en la embajada de Ecuador en Londres, declaró hoy a través de una videoconferencia en Barcelona (noreste de España) que espera que los tribunales suecos le den la razón y acepten su apelación el viernes.


Publicidad

En la videoconferencia, con la que se ha inaugurado el Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona, Assange declaró que “la ley es bastante clara al respecto y las apelaciones están basadas en la propia ley y por eso esperamos ganar”.

Añadió que espera que la acción legal no se vea interrumpida por presiones políticas y reconoció que “al pasar el tiempo, la presión política va descendiendo y en paralelo va aumentando la presión social para revisar mi caso”.

Una de las consecuencias es que se intentará cambiar la ley de extradición británica, para impedir que pueda ser extraditado alguien si no hay cargos.

En Suecia, Assange está acusado de cuatro delitos sexuales cuando estuvo en Suecia en 2010 y que el niega y teme ser extraditado a Estados Unidos por la publicación de centenares de cables diplomáticos estadounidenses confidenciales.

Sobre la eventualidad de salir de la embajada de Ecuador, Assange comentó que es “una cuestión complicada porque de facto el Reino Unido es todavía líder de la Commonwealth; por tanto, todavía existe el imperio británico y hay muchos países involucrados en esta cuestión”.

El fundador de WikiLeaks refirió asimismo al virus del Ébola, que “en África llevaba muchos años y hay muchos documentos publicados por Wikileaks al respecto, entre ellos informes que Estados Unidos solicitó a Alemania sobre estudios del ADN del virus, a los que Alemania pidió garantías sobre su uso”.

“Estados Unidos no respondía a las reclamaciones de Alemania hasta que al final enviaron una carta, que no llevaba sello, en la que aseguraban que harían mal uso de esa información”, añadió.

Assange puntualizó que “no quiero sugerir que EEUU esté haciendo un uso incorrecto de la información, pero es evidente que dadas las características del virus podría ser susceptible de ser usado como arma en una guerra”.

En su intervención, Assange explicó que tiene una docena de casos abiertos, principalmente en Estados Unidos y Reino Unido.

Wikileaks tiene además casos abiertos por acoso y espionaje y ya han conseguido ganar, según Assange, en Islandia, y tienen abierto casos similares en Dinamarca y Alemania. EFE