Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dosis de antiviral dadas a enferma de ébola en España no tienen precedentes

Foto tomada del facebook de Teresa Romero

Madrid, 24 oct (EFE).- Las dosis del fármaco experimental suministradas para tratar a la enferma de ébola en España ya curada, la sanitaria Teresa Romero, nunca se habían usado antes en otros pacientes con el virus, ya que es un antiviral con el que se había experimentado en cantidades menores para curar la gripe.


Publicidad

Es el fármaco Favipiravir, testado en ratones, que se encuentra en fase de ensayo, y que en Japón ha sido aprobado para tratar diversos virus, entre ellos, la gripe, explicó en una entrevista a Efe el doctor Fernando de la Calle, especialista en patologías tropicales y uno de los miembros del equipo que trató a Romero.

Según dijo, tal y como evoluciona desde que el pasado martes se anunciara que ya había superado la enfermedad, no debería sufrir ninguna recaída.

De la Calle explicó que el equipo médico que atiende a Romero calculó las dosis que habría que suministrarle y concluyó que éstas debían ser elevadas.

“Nunca se había usado en esas dosis”, afirmó De la Calle, quien especificó que los facultativos miraron “continuamente” los niveles de fármaco en sangre para ir ajustándolos a la respuesta que creían que había del virus.

También en Francia se trató con ese fármaco a una paciente infectada que fue repatriada pero se lo suministraron “de manera más errática”, indicó.

Sostuvo que, hasta lo que se conoce, puesto que es un tratamiento experimental, el Favipiravir no tiene efectos secundarios, aunque aclaró que es “muy precipitado” decantarse a día hoy por un tratamiento u otro para combatir el ébola.

La enferma española también fue tratada con el plasma de una paciente que había superado la enfermedad, por lo que los médicos tratan de dilucidar qué método fue más efectivo o contribuyó más en su recuperación, o si simplemente su juventud y estado de salud previo.

El doctor reconoció que el problema para llegar a una conclusión sobre el tratamiento más efectivo contra el ébola es que no ha habido unidad de criterios en las experiencias llevadas a cabo en países que han atendido a enfermos como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o España.

Por tanto es difícil poder comparar los distintos procedimientos, además de que cada enfermo se encontraba en una fase diferente de la infección.

Aunque ya está recuperada, Romero, que se contagió tras atender a uno de los religiosos españoles repatriados desde África con la enfermedad, permanece ingresada porque los facultativos están analizando los fluidos de la paciente para controlar cuándo dejan de registrar restos del virus. EFE