Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La ONU toma medidas para cortar vías de financiación a Al Shabab

Foto Archivo LA República

Naciones Unidas, 24 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy la inspección de barcos sospechosos de transportar carbón vegetal de Somalia, en un intento por hacer cumplir con la prohibición de exportar ese material y cortar así vías de financiación a la milicia islámica Al Shabab.


Publicidad

La medida fue incluida en una resolución más amplia, en la que también se establecen medidas para evitar la llegada de armas a ese grupo y con la que se prorrogó durante un año el mandato de la misión de Unión Africana en el país.

El texto, preparado por el Reino Unido, fue aprobado con el apoyo de 13 países y con la abstención de dos, Rusia y Jordania.

La venta de carbón vegetal es una de las principales fuentes de financiación de Al Shabab, que obtiene alrededor de un tercio de los 250 millones de dólares que genera la venta de ese producto, según dijo el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant.

Ese comercio se produce a pesar de que existe un embargo a las exportaciones de carbón vegetal somalí desde 2012.

Con la decisión adoptada hoy, los buques de distintos países que patrullan las costas de Somalia para luchar contra la piratería podrán también inspeccionar barcos en busca de ese producto, una medida solicitada por las autoridades de Mogadiscio.

Al Shabab, que lucha por instaurar un Estado islámico radical en Somalia, fue incluida en marzo de 2008 en la lista de organizaciones consideradas terroristas por el Gobierno estadounidense.

En septiembre del pasado año alcanzó notoriedad internacional con el asesinato de 67 personas en un asedio de cuatro días a un centro comercial de Nairobi.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, caudillos tribales y bandas de delincuentes armados. EFE