Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La presidenta argentina sigue hospitalizada con cuadro infeccioso en el colon

Archivo - En esta fotografía de archivo del 31 de julio de 2014 la presidenta argentina Cristina Fernández ofrece una rueda de prensa en la casa de gobierno en Buenos Aires. (AP foto/Victor R. Caivano, Archivo)

Buenos Aires, 3 nov (EFE).- Un año después de la intervención que sufrió por un hematoma craneal, la presidenta argentina, Cristina Fernández, volvió a ser internada en un hospital de Buenos Aires, esta vez por un cuadro infeccioso en una parte del colon, según los estudios que le practicaron hoy.


Publicidad

La mandataria, de 61 años, fue ingresada en la noche de el domingo en el sanatorio privado Otamendi, de Buenos Aires, tras presentar en horas de la tarde un cuadro febril infeccioso.

La Unidad Médica Presidencial informó hoy en un comunicado que la jefa de Estado presenta un “cuadro febril infeccioso con bacteriemia” y que los estudios complementarios que se le realizaron “confirman el diagnóstico presunto de sigmoiditis”, una infección de la parte del colon denominada sigmoide.

Según el parte, que lleva las firmas de los médicos Marcelo Ballesteros y Daniel Fernández, la mandataria “se encuentra estable” y continúa ingresada en el sanatorio Otamendi con “tratamiento antibiótico endovenoso, con observación evolutiva y seguimiento de los cultivos realizados”.

Sobre el ingreso de Fernández en la clínica solo han hablado hoy el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, que confirmaron que Fernández permanecía hospitalizada, pero no brindaron más información y se limitaron a decir que en el transcurso del día sería difundido un parte médico.

La hospitalización de Fernández obligó a aplazar la visita a Buenos Aires que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, tenía previsto realizar este martes.

La reunión entre ambas mandatarias “ha sido reprogramada para el transcurso del mes de noviembre, sin fecha prevista hasta el momento”, informó hoy el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, a los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno.

El parte oficial fue dado a conocer casi veinticuatro horas después del ingreso de la mandataria en el sanatorio, a cuyas puertas una vecina dijo a Efe que desea que Fernández, cuyo segundo mandato terminará en diciembre de 2015, se restablezca pronto porque “no hay nadie” con capacidad para reemplazarla.

“Como presidenta de los argentinos, espero que se mejore por el bien institucional del país y por el bien de ella, que le falta un año para culminar su mandato y espero que lo termine con buena salud y con prosperidad para Argentina”, dijo otro ciudadano, que pasaba ocasionalmente por las puertas del sanatorio.

Hace dos semanas, la jefa de Estado debió guardar 48 horas de reposo por una faringitis.

El pasado julio, Fernández tuvo que suspender un viaje a Paraguay debido a una “faringolaringitis aguda” que le obligó también a guardar reposo y le impidió asistir a la final del Mundial de Fútbol que disputaron las selecciones de Argentina y Alemania en Río de Janeiro.

Este año, Fernández también debió guardar reposo por bursitis del trocánter izquierdo -inflamación de la parte externa de la cadera-, en enero, y sufrió un esguince de tobillo en marzo, en Roma.

En octubre de 2013, la mandataria fue intervenida de un hematoma craneal que la mantuvo apartada de la actividad oficial durante un mes.

En enero de 2012, se le extirpó la glándula tiroides debido a un diagnóstico de cáncer que finalmente resultó ser un “falso positivo”. EFE