Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl espera cambios en la política de EE.UU. hacia Corea del Norte

Acto en Corea del Norte. Foto de Archivo, La República.

Seúl, 6 nov (EFE).- El Gobierno de Corea del Sur espera cambios en la política de EEUU hacia Corea del Norte por el aumento de poder de los republicanos tras su victoria en las elecciones legislativas del martes, destacaron hoy medios y expertos en Seúl.


Publicidad

Concretamente, el control republicano del Congreso podría deparar cambios en las políticas de Washington sobre el programa nuclear de Corea del Norte en caso de que se vean afectadas las negociaciones con Irán, según indicó un funcionario del Gobierno surcoreano al diario local Joongang.

“Cuando van bien las negociaciones nucleares con Irán, Washington tiene más margen de maniobra para hacer frente al problema nuclear de Corea del Norte“, indicó el funcionario de Exteriores surcoreano.

La fuente vaticinó que “si las negociaciones con Irán se rompen, la cuestión nuclear de Corea del Norte se convertirá en un asunto de menor prioridad” para el Gobierno estadounidense.

Las autoridades surcoreanas también están preocupadas por la posibilidad de que los republicanos adopten una línea más dura hacia Corea del Norte, echando por tierra la política de “paciencia estratégica” aplicada por el presidente Barack Obama.

Así, si Washington eleva las sanciones contra Pyongyang el régimen de Kim Jong-un podría reaccionar con más demostraciones de su poder nuclear, según el diario Joongang, lo que generaría tensión e inestabilidad en este punto caliente de la región del nordeste de Asia.

Por su parte, algunos expertos creen que Seúl debe adoptar un papel activo para explicar a los legisladores de la nueva cámara baja de EEUU la política de Seúl hacia Corea del Norte, consistente en buscar el diálogo y a su vez mantener una fuerte postura de defensa militar.

En todo caso, los analistas no esperan cambios radicales en política exterior durante los dos últimos años de mandato del presidente Obama. EFE