Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las dos Coreas se amenazan antes del aniversario del bombardeo norcoreano

Corea del Norte, (Foto AP/Jon Chol Jin)

Seúl, 21 nov (EFE).- Corea del Norte y Corea del Sur intercambiaron hoy amenazas de cara a la conmemoración este domingo del cuarto aniversario del bombardeo norcoreano a la isla de Yeonpyeong, uno de sus mayores episodios de tensión en décadas.


Publicidad

“Los maniáticos provocadores (de Corea del Sur) serán golpeados o asesinados por el Ejército Popular de Corea. Es su inevitable y miserable destino”, amenazó el comando militar del frente suroriental norcoreano a través de un comunicado de la agencia KCNA.

Corea del Norte, que considera una “victoria” el bombardeo que segó cuatro vidas surcoreanas el 23 de noviembre de 2010, censuró a Corea del Sur por organizar una ceremonia el domingo en la isla para conmemorar la efeméride y rendir homenaje a los caídos -dos civiles y dos militares-.

Por su parte, el Gobierno surcoreano respondió que las “provocaciones” de Corea del Norte -en referencia al bombardeo de Yeonpyeong- “son la peor decisión y solo conllevarán su autodestrucción”, según afirmó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en rueda de prensa.

“No solo no han pedido disculpas y sancionado a los responsables, sino que desvergonzadamente Corea del Norte nos ha culpado por su provocación en Yeonpyeong”, lamentó el portavoz.

El régimen de los Kim siempre ha mantenido que su ataque de artillería por sorpresa a la isla fronteriza surcoreana del Mar Amarillo en 2010 fue la respuesta a una amenaza militar del Ejército surcoreano, versión que ha sido rebatida por la comunidad internacional y expertos.

A solo dos días de la ceremonia de conmemoración del bombardeo que casi desencadena una guerra entre las dos Coreas, las Fuerzas Armadas surcoreanas realizaron hoy maniobras con fuego real durante dos horas en la franja fronteriza del Mar Amarillo, lo que ha contribuido a elevar aún más la tensión.

Las maniobras, incluidas en el ejercicio Hoguk de 12 días que moviliza a 330.000 efectivos, también recibieron las críticas de Pyongyang, que advirtió que este tipo de acciones llevan la situación de seguridad de la península coreana “a una fase extrema”.

Los dos Coreas permanecen técnicamente en guerra tras el conflicto bélico que las enfrentó entre 1950 y 1953, que finalizó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo. EFE