Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La joven yihadista holandesa rescatada por su madre comparece ante el juez

Bruselas, 21 nov (EFE).- La joven holandesa de 19 años que fue rescatada por su madre después de haber viajado hace nueve meses a Siria para casarse con un exmilitar holandés de origen turco convertido en yihadista, permanecerá de momento detenida, informó a Efe una fuente oficial.


Publicidad

La joven, que adoptó en Siria el nombre de Aïcha, compareció hoy ante el Tribunal de Maastricht (sureste) tras haber sido detenida a su llegada a Holanda bajo la sospecha de delitos que amenazan la seguridad del Estado, y el juez ha prolongado tres días su detención, según la portavoz de la Fiscalía de la provincia de Limburgo, Sanne Mertens.

Durante estos tres días, se sucederán los interrogatorios a la joven holandesa y después tendrá que comparecer de nuevo ante el magistrado.

La Fiscalía decidirá para entonces si pide que Aïcha se quede detenida otros 14 días o si considera que debe ser puesta en libertad, explicó la portavoz.

Previamente, Mertens aclaró que Monique, la madre de Aïcha, “nunca ha viajado a Siria” para rescatar a su hija, sino se quedó esperándola en la “frontera con Turquía”, aunque la abogada de la familia, Françoise Landerloo, había dicho que la madre había estado en dos ocasiones en Siria.

También se mostró molesta por el hecho de que el fiscal general de Maastricht, Roger Bos, comentara en público el caso, considerado sensible por el Estado, cuando se supone que no deben publicarse los detalles, según la prensa holandesa.

Lo que ha trascendido hasta ahora es que Monique acudió a la frontera siria en busca de su hija después de que ésta, conocida como Sterlina antes de convertirse en Aïcha, le expresara su deseo de volver a casa al fracasar su matrimonio con el yihadista turco-holandés Omar Yilmaz, que entrenó presuntamente a combatientes del Estado Islámico (EI) en Siria.

La joven holandesa se convirtió al islam con 18 años y pasó a llamarse Aïcha al casarse con Omar Yilmaz, a quien había visto en televisión y con quien contactó a través de las redes sociales.

En febrero pasado, Aïcha y Omar viajaron a Siria y, aunque al principio la joven holandesa mantuvo el contacto con su familia, “desde mayo dejó de responder a mensajes y correos electrónicos”, según explicó Landerloo a medios holandeses.

El marido, en declaraciones a una cadena de televisión británica, reveló que la pareja se separó poco tiempo después de viajar hasta el país árabe, momento en el que la joven holandesa volvió a contactar con su madre, esta vez para que la ayudase a regresar a su país.

El caso de Aïcha es solo un ejemplo del gran número de jóvenes europeos que han viajado a Siria para unirse a las tropas del EI.

Según el informe “La transformación del yihadismo en Holanda”, publicado en octubre por el Servicio de Inteligencia y Seguridad neerlandés (AIVD), son 130 los holandeses que han dejado hasta ahora el país para viajar a Oriente Medio, de los cuales “casi treinta ya han regresado y otros catorce han muerto en los combates”.

El AIVD cree que los combatientes que regresan de Siria suponen un riesgo potencial para la seguridad del país. EFE