Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl indemnizará a ciudadanos que acusó de ser comunistas y torturó

Muñecos de cera, ilustran como eran torturadas personas en prisiones de Corea del Sur. Foto por: https://tetintao.files.wordpress.com/

Seúl, 26 nov (EFE).- Un alto tribunal de Corea del Sur condenó hoy al Gobierno a compensar a 29 ciudadanos que en los años setenta sufrieron abusos y torturas bajo falsas acusaciones de trabajar para el régimen comunista de Corea del Norte, con el que Seúl está técnicamente en guerra.


Publicidad

El Estado deberá pagar a las víctimas 1.090 millones de wones (789.000 euros, 990.000 dólares) en concepto de indemnización por daños morales derivados de sus arrestos y detenciones ilegales, según el fallo decretado hoy por el juez del Tribunal Superior de Seúl.

“Se trata de un acto ilegal por parte del Estado, que no cumplió con su deber de proteger los derechos fundamentales de la población y violó la dignidad de las personas”, expuso el juez del Alto Tribunal de Seúl en la sentencia.

Los demandantes, entre ellos un alto asesor del principal partido de la oposición Nueva Alianza Política por la Democracia (NAPD), presentaron el requerimiento en 2012.

Ésta en un principio fue desestimada por un juzgado de menor instancia, aunque finalmente la corte de Seúl ha dado la razón a los demandantes.

Las 29 víctimas pertenecen a un grupo de un total de 180 exestudiantes universitarios del grupo “Mincheonghaknyeon” (Asociación Nacional de Jóvenes por la Democracia) a los que en 1974 el gobierno del dictador surcoreano Park Chung-hee puso bajo su punto de mira.

El régimen del fallecido dictador (padre de la actual presidenta del país, Park Geun-hye) acusó a los estudiantes de trabajar a las órdenes del Gobierno comunista de Corea del Norte para derrocar el régimen dictatorial del Sur.

Ocho de los jóvenes fueron ejecutados solo 20 horas después de un juicio que tuvo lugar en abril de 1975, mientras muchos de los integrantes del grupo pasaron años en la cárcel, donde sufrieron torturas y vejaciones.

En 2005 el Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) revisó el caso y concluyó que las acusaciones sobre los estudiantes eran falsas y fueron creadas por la dictadura.

Cuatro años después, en 2009, un tribunal les absolvió de todos los cargos.

A día de hoy el comunismo sigue siendo ilegal en Corea del Sur en virtud del Acta de Seguridad Nacional, creada originalmente en 1948 para defender al Estado de su entonces recién fundado vecino del norte.

Ambas Coreas siguen técnicamente en guerra ya que el conflicto que las enfrentó de 1950 a 1953 se cerró con un armisticio en vez de un tratado de paz. EFE