Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Padres de estudiantes desaparecidos alertan de “salida violenta” a crisis

Estudiantes de Ayotzinapa, pintan paredes en protesta a la desaparición de los estudiantes en Iguala, foto por: http://www.pdmx.dreamhosters.com/

México, 16 dic (EFE).- Los padres de los 43 estudiantes en Iguala advirtieron hoy de que el Gobierno mexicano prevé dar una “salida violenta y represiva”, tras la crisis generada por la desaparición de los jóvenes el 26 septiembre pasado a manos de policías vinculados con narcotraficantes.


Publicidad

Vidulfo Rosales, abogado de los padres, dijo que desde hace varios días se han dado acciones que apuntan a ese fin, reforzadas por las declaraciones de los secretarios de Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón.

Cienfuegos calificó de “incomprensibles” los hechos del 26 de septiembre, pero consideró que “la mentira, el reproche, la crítica infundada, la violencia y la intolerancia poco abonan” al país, mientras Soberón dijo que los padres estaban siendo manipulados por algunos grupos.

“En asuntos políticos y sociales quien tiene que ofrecer una posición (…) es la autoridad política; la autoridad militar no debe asumir esa posición y cuando la asume quiere decir que se avisora una salida violenta y represiva”, dijo Rosales en una rueda de prensa.

El abogado citó varios “actos de represión, de hostigamiento, de persecución y de criminalización”, mediante los cuales la Policía Federal pretende “endurecer” sus formas y darle una salida violenta al conflicto.

“Tienen el pretexto perfecto para hacer una represión a gran escala”, afirmó tras recordar que al principio se intentó vincular a los estudiantes con el grupo criminal Los Rojos y después criminalizar las protestas con detenciones arbitrarias a jóvenes en Ciudad de México.

Luego se dio el “fichaje” por parte de los servicios de inteligencia del núcleo de abogados y organizaciones cercanas al relacionarlos con grupos guerrilleros; las declaraciones de Soberón y Cienfuegos y el enfrentamiento registrado el domingo en Chilpancingo, capital de Guerrero.

Dicho choque entre agentes y un grupo de maestros y estudiantes, que dejó 22 heridos de ambos bandos, fue “como una clara provocación de la Policía Federal”, aseguró el abogado.

“Exigimos un alto a la persecución, a esta política y a este escenario de represión y exigimos que se permita a los estudiantes y padres de familia seguirse manifestando de manera pacífica”, dijo y advirtió que seguirán más manifestaciones y actos culturales en apoyo a su movimiento.

César Mario González, padre de familia de uno de los desaparecidos, pidió a los autoridades militares no ofender a los padres ni a los abogados al decir que los están manipulando.

“No somos tontos, quizás somos pobres, pero tenemos orgullo y coraje para encontrar a nuestros hijos, nos pase lo que nos pase”, apuntó.

Felipe de la Cruz, representante de los padres, indicó que el Gobierno intenta desarticular el movimiento que busca a los 43 jóvenes que desaparecieron el 26 de septiembre pasado a manos de policías corruptos y criminales.

“Es un movimiento de vida” y “no queremos que nos los entreguen como lo hicieron con el alumno Alexander Mora”, el único de los 43 que fue identificado a partir de los restos óseos hallados en un basurero de Cocula, donde presuntamente todos fueron asesinados e incinerados por miembros del cártel Guerreros Unidos, dijo.

“Es un acto de justicia, es un reclamo que, a casi tres meses (de la desaparición), le seguimos exigiendo al presidente Enrique Peña Nieto”, añadió.

De la Cruz recordó que Peña Nieto prometió a los padres de familia redoblar esfuerzos en la búsqueda de los jóvenes con vida, los cuales ahora “utiliza para intimidar a todas las organizaciones que están en busca de los jóvenes”.

“El problema se les ha ido de las manos y no logran encontrar una sola pista, con más de 80 detenidos y casi tres meses de búsqueda seguimos como al principio, sin ninguna pista”, señaló e insistió en que el Gobierno federal quiere “cerrar este caso”.

“Para nosotros están vivos y los vamos a seguir buscando” hasta encontrarlos, aseguró.

Si los padres y los estudiantes no tienen vacaciones, tampoco las autoridades tendrán “porque tienen que seguir trabajando”, indicó el portavoz de los familiares.

En días pasados, los familiares anunciaron que del 23 al 27 de diciembre celebrarán actividades culturales en Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla (Guerrero), para exigir que en vacaciones no “se le dé carpetazo” al caso, como “quiere” el Ejecutivo.

De acuerdo con las investigaciones, policías atacaron a estudiantes de una escuela rural para maestros por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, con resultado de seis muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos. EFE