Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mueren 400 yihadistas en ofensiva lanzada en los últimos 4 días contra Sinyar

Mosul (Irak), 24 dic (EFE).- Al menos 400 yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) murieron en los últimos cuatro días en la ofensiva lanzada por las fuerzas kurdas “peshmergas”, apoyadas por los aviones de la coalición que lidera EEUU, contra la ciudad de Sinyar, en el norte de Irak.


Publicidad

El dirigente del Partido Democrático del Kurdistán iraquí, Mohiedín al Mazuri, explicó a Efe que los “peshmergas” avanzan poco a poco en Sinyar, ciudad tomadas por el EI en agosto pasado.

En la ofensiva para recuperarla, que comenzó hace una semana, participan 8.000 combatientes kurdos que cuentan con el apoyo de tanques y artillería pesada, además del aéreo de la coalición.

Por ahora, los combates se concentran en varios barrios y distritos del sur de Sinyar, concretó Al Mazuri, que añadió que en la mayoría de estas zonas los explosivos y las minas colocados por los yihadistas dificultan el avance.

Hace una semana, los “peshmergas” penetraron en la ciudad y lograron tomar los barrios de Al Shohadá y Peshmerga, en el sureste.

Según el dirigente kurdo, un equipo de expertos artificieros empezó hoy a desactivar las bombas y a peinar estas zonas para allanar el camino al avance de las fuerzas kurdas.

Al Mazuri aseveró que el EI trasladó 133 cadáveres de sus combatientes a Mosul, ciudad que controlan desde junio pasado, y mató a 15 supuestos desertores.

El monte Sinyar se hizo tristemente famoso en agosto pasado debido a que en él quedaron atrapados decenas de miles de personas de la minoría religiosa yazidí, cientos de los cuales fueron secuestrados o asesinados por los yihadistas.

El analista Abdel Gani Fiqui dijo a Efe que los combates entre el EI y los “peshmergas” se desarrollan en un frente de 1.050 kilómetros.

Según Fiqui, al menos 727 combatientes kurdos han perdido la vida en enfrentamientos con los yihadistas en los últimos seis meses.

Los yihadistas cuentan en algunas zonas con el respaldo de tribus suníes, que desconfían de las autoridades chiíes y de sus milicias.

Otros clanes colaboran con el Ejército iraquí y han sido blanco de ejecuciones a manos de los extremistas. EFE