Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. confirma que Cuba liberó a 53 prisioneros políticos

Un día después de su liberación, el disidente Wilberto Parada, de 42 años, concede una entrevista en su casa en La Habana, Cuba, el viernes 9 de enero de 2015. Activistas, parientes y disidentes dicen que Cuba ha liberado al menos a 38 personas que se encontraban en una lista estadounidense de miembros de la oposición cubana que estaban encarcelados. Las autoridades de Estados Unidos dijeron el viernes después de semanas de mantenerse prácticamente en silencio que los liberados habían estado en la lista de 53 en total. (Foto AP/Ramón Espinosa)

La Habana (AP) — Cuba completó la liberación de 53 presos políticos, que fue parte del acuerdo histórico anunciado el mes pasado entre Washington y el país caribeño, confirmó el lunes el gobierno estadounidense, lo que para Washington significa superar un importante obstáculo para la normalización de las relaciones entre ambas naciones después de más de cinco décadas de hielo y distanciamiento.


Publicidad

Los prisioneros estaban en una lista de opositores destacados cuya liberación se solicitaba en el marco del acuerdo de Estados Unidos y Cuba anunciado en diciembre pasado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama.

Varias organizaciones de derechos humanos denunciaron que los opositores habían sido encarcelados por el gobierno cubano por ejercer derechos y libertades protegidas internacionalmente o por buscar reformas políticas y sociales en Cuba.

El gobierno de Obama distribuyó el lunes una lista de los disidentes cubanos liberados, entre prominentes miembros del Congreso de Estados Unidos. Una copia de la lista fue obtenida por The Associated Press luego de tres semanas sin conocer los nombres de sus integrantes.

En Cuba, sin embargo, activistas de derechos humanos hicieron notar que algunos de las 53 personas señaladas en la lista llevan semanas e, incluso meses, liberados.

“En la práctica el gobierno excarceló unos 40, los otros ya habían sido liberados”, dijo el disidente Elizardo Sánchez, quien lidera la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional y que cada semestre da a conocer una lista de los presos políticos detenidos en la isla.

A manera de ejemplo, Sánchez señaló a César Andrés Sánchez Pérez, quien fue liberado “hace un año”, Niorvis Rivera, quien salió en octubre pasado y Juliet Michelena que se fue a casa en noviembre.

En Cuba, los disidentes no tienen estatus de opositores y son considerados por las autoridades como agentes pagados y orientados por grupos de interés en Estados Unidos para destruir la revolución.

En cartas dirigidas a los legisladores estadounidenses adjuntas a la lista, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, destacó su preocupación por las “detenciones de corto plazo de cubanos que intentan expresar sus opiniones pacíficamente”.

“No esperamos que los cambios en la política de Estados Unidos tengan un efecto transformador en la sociedad cubana de la noche a la mañana”, dijo Kerry. “No obstante, sí estamos convencidos de que la vieja política de aislamiento no logró sus objetivos, y que la nueva política promoverá más efectivamente nuestros valores y ayudará al pueblo cubano a ayudarse al entrar en el siglo XXI”.

Hablando en Louisville, Kentucky, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU dijo que los prisioneros fueron liberados en los últimos días. “Aunque le damos la bienvenida como el paso que es, algo alentador para sus familias, esto no resuelve los problemas más grandes de los derechos humanos en la isla”, dijo Samantha Power.

Power esbozó, en un evento organizado el lunes por el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, los temas en los que el gobierno y el Congreso, republicano en su mayoría, podrían trabajar para llegar a un acuerdo, así como los asuntos en los que no están de acuerdo.

Ambas partes quieren que avancen las libertades en Cuba, dijo, pero no están de acuerdo en la estrategia.

“Algunos de los defensores más acérrimos del embargo son demócratas y republicanos con profundos lazos con la isla: personas cuyas familias llegaron a Estados Unidos huyendo de la represión de los Castro”, explicó Power que dijo que ya están ocurriendo cambios en Cuba.

Cuando la artista cubana Tania Bruguera y otros activistas fueron detenidos después de anunciar un evento contra el gobierno en la histórica Plaza de la Revolución de La Habana, dijo, cerca de 300 artistas cubanos firmaron una carta en la que pidieron su puesta en libertad.

“A pesar de un temor genuino, los cubanos hicieron oír su voz”, dijo Power. “El gobierno de Castro se vio obligado a explicar por qué prefirió detener a una mujer que dejarla hablar libremente en una plaza pública”.

En diciembre, Cuba y Estados Unidos acordaron avanzar hacia la restauración de las relaciones diplomáticas como parte de un acuerdo donde Cuba liberaría a un ciudadano estadounidense, así como a un cubano que espiaba para Estados Unidos y a varios disidentes presos.

A cambio, Estados Unidos liberó a varios espías cubanos. El acuerdo llegó después de 50 años de hostilidad entre las dos naciones.

En declaraciones al programa de televisión “CBS This Morning”, el senador republicano de Florida, Marco Rubio, dijo que aunque él apoya la mejora de relaciones con Cuba, le preocupa que La Habana obtenga prácticamente todo lo que quiere de Estados Unidos a cambio de “cambios mínimos”.

Añadió que él quiere tener la certeza de que la mejora de relaciones sea igualmente beneficiosa para Estados Unidos.

“Lo que me interesa para Cuba es la libertad y la democracia”, dijo Rubio, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta y posible aspirante a la candidatura presidencial de su partido.