Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Declaran culpable a exagente de la CIA por filtrar información a periodista

Jeffrey Sterling

Washington, 26 ene (EFE).- Un tribunal federal estadounidense declaró hoy culpable a un exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) por filtrar a un periodista del diario The New York Times detalles de un complot contra el programa nuclear iraní.


Publicidad

Jeffrey Sterling, de 47 años, ha sido declarado culpable de nueve cargos de revelación de información de defensa nacional y otros de filtración de secretos, pese a que el periodista que supuestamente publicó la información, James Risen, siempre se ha negado a revelar su fuente.

La sentencia final para Sterling, que podría llevarle varios años a la cárcel, se conocerá el 24 de abril.

Sterling fue acusado en 2010 de filtrar información clasificada a Risen para su libro “State of War”, publicado en 2006.

La Fiscalía ha conseguido convencer al juez de que Sterling, que fue expulsado de la CIA unos años antes de la publicación del libro, actuó con ánimo de venganza y puso en riesgo la vida de operativos de la Agencia de Inteligencia, entre ellos la de un científico ruso que suministró a Irán planos para instalaciones nucleares deliberadamente falsos.

La acusación del Gobierno no presentó pruebas directas de la conexión entre Sterling y Risen, como registros telefónicos o correos electrónicos, pero consideró que el exagente de la CIA era el único con la información y la motivación para realizar la filtración.

La defensa ha intentado probar que otras personas podrían haber filtrado los detalles del plan para que Irán invirtiera en planos nucleares repletos de faltas provistos por Estados Unidos.

El programa de la CIA para retrasar los avances nucleares de Irán tuvo que suspenderse definitivamente con la publicación del libro, mientras que Risen fue obligado a declarar contra su voluntad para revelar su fuente, algo que finalmente impidió la intervención del Departamento de Justicia.

El periodista aseguró que prefería ir a la cárcel antes que revelar su fuente.

La Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, ha perseguido con más intensidad que sus predecesores a informantes dentro del Gobierno de EE.UU.

El proceso de Sterling ha tenido todos los ingredientes de una película de espías.

La exsecretaria de Estado Condolezza Rice declaró como testigo en el tribunal de Alexandria (estado de Virginia), donde se celebró el juicio y por donde también desfilaron agentes de la CIA que declararon tras pantallas negras para no revelar su identidad. EFE