Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La inteligencia canadiense controla millones de descargas en internet

Foto de Archivo: La República.

Toronto (Canadá), 28 ene (EFE).- Los servicios de inteligencia canadienses controlan cada día millones de descargas de internet en todo el mundo para descubrir extremistas islámicos, como parte de un programa de vigilancia mundial en cooperación con Estados Unidos, según documentos revelados hoy.


Publicidad

El programa está siendo ejecutado por el Centro de Seguridad de las Telecomunicaciones de Canadá (CSE, por sus siglas en inglés), una organización encargada de interceptar telecomunicaciones en todo el mundo, según documentos en poder del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden.

Según los documentos, divulgados hoy por la televisión pública canadiense (CBC), Canadá intercepta y controla diariamente las descargas en internet de 10 a 15 millones de archivos como parte de “Five Eyes” (“Cinco Ojos”), una red deespionaje creada por EE.UU., Canadá, Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia.

El proyecto, denominado “Levitation”, permite al CSE acceder al contenido de millones de archivos, desde documentos y fotografías a vídeos, que cada día son cargados y descargados en páginas web dedicadas a compartir archivos entre usuarios.

En una presentación del CSE fechada en 2012 y proporcionada por Snowden a la CBC y la página de internet The Intercept, del periodista Glenn Greenwald, el servicio de inteligencia canadiense señala que tiene acceso a 102 páginas web de carga y descarga, entre ellas las populares Sendspace y Rapidshare.

En el documento, los analistas del CSE reconocen que la vasta cantidad de información a la que tienen acceso representa un desafío a la hora de identificar los archivos que puedan señalar a supuestos extremistas.

El autor del texto incluso bromea en la presentación, marcada como secreta, sobre la cantidad de episodios de la popular serie de televisión “Glee” que tienen que ser filtrados para eliminar material inocuo, según señaló CBC.

De los centenares de millones de archivos analizados por el CSE cada mes, la agencia encuentra 350 “eventos de descarga de interés”, según el documento.

Tras identificar las descargas sospechosas, como la de un conocido manual de Al Qaeda para preparar artefactos explosivos, el CSE puede acceder a la llamada “metadata”, datos públicos sobre actividades en internet, para seguir el rastro de la carga y descarga del documento.

Un experto consultado por la CBC definió el proyecto “Levitation” como una “gigantesca máquina de rayos X” sobre las vidas digitales de todos los usuarios de internet.

La información proporcionada por Snowden también indica que una vez que CSE ha rastreado una descarga sospechosa hasta una dirección de internet, suministra la información a la agencia de espionaje electrónico del Reino Unido, conocida por el acrónimo GCHQ.

Utilizando una base de datos llamada Mutant Broth, la GCHQ puede controlar el tráfico de esa dirección de internet cinco horas antes y cinco horas después de la descarga considerada sospechosa.

El Centro de Seguridad no quiso comentar la información revelada por Snowden pero, en una declaración enviada a la CBC, la agencia de espionaje dijo que todas sus actividades son legales y no están dirigidas contra ciudadanos canadienses.

“El CSE está claramente dirigido a recoger señales de inteligencia extranjeras para proteger a Canadá y los canadienses contra una variedad de amenazas a nuestra seguridad nacional, incluido el terrorismo”, dijo el CSE en su comunicado.

El citado texto señala dos casos concretos de éxito conseguidos en 2012 a través de “Levitation”: el descubrimiento de un vídeo de un rehén alemán en posesión de un extremista no identificado hasta ese momento y la interceptación de un documento sobre la estrategia de rehenes de una organización terrorista.

El CSE también ha estado vinculado en los últimos años con otras actividades de espionaje controvertidas.

En 2013 Snowden reveló que el CSE espió los sistemas informáticos del Gobierno brasileño presuntamente para obtener información sobre el sector minero y energético.

Las revelaciones provocaron una tormenta diplomática entre los dos países y Brasilia expresó su “indignación” por las actividades canadienses.

La agencia canadiense también espió, en colaboración con la NSA, a sus socios durante la Cumbre del G20 celebrada en Toronto en 2010 para “proporcionar apoyo a los políticos”, según documentos dados a conocer también por la CBC.

El otro caso de espionaje público del CSE conocido a través de Snowden fue revelado en enero de 2014.

Según Snowden, esa agencia utiliza las populares redes gratuitas de internet en los aeropuertos canadienses para seguir los móviles de los viajeros y conseguir su “metadata”. EFE