Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bélgica condena la mayor red yihadista juzgada en Europa

Michael 'Younes' Delefortrie (segundo por la izquierda), que combatió en Siria, a su llegada a un tribunal de Amberes, en Bélgica, el 11 de febrero de 2015. (Foto AP/Virginia Mayo)

AMBERES, Bélgica (AP) — Un grupo islamista radical que reclutaba a jóvenes para combatir en Siria era una organización terrorista que quería terminar con la democracia por la fuerza y sustituirla por la estricta ley sharia, dijo una corte belga el miércoles en un proceso celebrado en un contexto de crecientes temores por terrorismo.


Publicidad

El tribunal de Amberes condenó al “carismático líder” del grupo, Fuad Belkacem, a 12 años de cárcel y otorgó penas de prisión más bajas a una docena de miembros más. Belkacem, que entró esposado por policías con chalecos antibalas, sonrió mientras escuchaba la sentencia.

El fallo del miércoles se produjo tras uno de los mayores juicios por terrorismo de la historia de Bélgica — 46 musulmanes fueron acusados aunque solo un puñado compareció ante el tribunal. Se cree que los otros están luchando en Siria con grupos armados suníes o fallecieron en la brutal guerra civil que asola ese país.

La ofensiva contra la red Sharia4Belgium, que fue desmantelada hace más de dos años, parece no haber disuadido a los extremistas islámicos del país.

En las últimas semanas, la policía llevó a cabo registros y arrestos tras una balacera con presuntos terroristas islámicos en la localidad industrial de Verviers, en el este del país, poco después de los ataques extremistas del mes pasado en París.

La policía belga dijo que la operación de Verviers, en la que fallecieron dos presuntos radicales, frustró un ataque terrorista inminente. Tras los registros de Verviers, se desplegaron paracaidistas militares en las calles para ayudar a la policía a mantener la seguridad y Bélgica incrementó su alerta terrorista al segundo nivel más alto.

Dimitri Bontinck, padre de uno de los condenados, dijo estar contento porque su hijo, Jejoen Bontinck, recibió solo una condena de cárcel suspendida tras aceptar testificar contra el grupo. Pero advirtió que el proceso podría alimentar el descontento.

“Esta sentencia podría crear más odio y confusión”, dijo Bontinck.