Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno argentino y oposición chocan tras la marcha en homenaje a Nisman

Buenos Aires, 19 feb (EFE).- Tras la multitudinaria marcha del miércoles en homenaje al fiscal argentino Alberto Nisman, hallado muerto días después de denunciar a la presidenta Cristina Fernández, el Gobierno denunció hoy el sesgo político de la movilización y la oposición la definió como “demostración contundente de esperanza”.


Publicidad

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, destacó que no fue “una manifestación desde el punto de vista de rendir homenaje a nadie, sino una marcha opositora”.

La definición fue compartida por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien lamentó las expresiones “fuertemente agresivas” contra la presidenta Fernández pronunciadas durante la movilización y aseguró que “detrás de cada una de estas manifestaciones existe un interés político”.

Ambos funcionarios se hicieron eco del reclamo popular para esclarecer la dudosa muerte de Nisman con el fin de “recordar que el Gobierno no administra la justicia, eso corre por cuenta de los jueces”, en palabras de Aníbal Fernández.

Aún así, algunas voces oficialistas, como la del diputado bonaerense Fernando “Chino” Navarro pidieron que el Gobierno “tome nota” del mensaje de la ciudadanía sobre el caso de Nisman, quien apareció muerto de un tiro en la cabeza el pasado 18 de enero, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta argentina y varios colaboradores por presunto encubrimiento de terroristas.

Navarro advirtió que existe riesgo de “debilitar la democracia” si no se esclarece su muerte ni el atentado que el fiscal investigaba, el perpetrado contra la mutualista judía AMIA, que causó 85 muertos en 1994.

Por su parte, la oposición arremetió con fuerza contra la “negación del Gobierno” y calificó de histórica la marcha, en la que participaron cerca de 400.000 personas bajo una lluvia torrencial, una de las mayores movilizaciones de la última década.

“Creo que fue una demostración contundente de esperanza de la sociedad”, expresó hoy el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, en un comunicado.

“Lo que nos pide la sociedad es que tengamos firmeza para resolver esos temas y firmeza para apoyar a aquellos fiscales y jueces que tengan la decisión de luchar por la justicia y contra impunidad en la Argentina”, sostuvo Massa, candidato a las elecciones presidenciales del próximo octubre.

El alcalde de Buenos Aires y aspirante presidencial, Mauricio Macri, dijo haberse sentido parte de “un día histórico” y denunció que la mandataria argentina “no escucha a nadie”, en declaraciones a Radio Mitre.

“(Con la marcha) se empieza a abrir el camino de la libertad y la República”, agregó la diputada Elisa Carrió, aliada de Macri en la carrera presidencial.

La exmujer de Nisman y querellante en la causa que investiga su muerte, Sandra Arroyo Salgado, exigió la presencia de un veedor de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para garantizar la imparcialidad de la causa.

“En esta coyuntura judicial, política y mediática, no están dadas las garantías para que sea una investigación totalmente imparcial y sin riesgos”, señaló en radio Vorterix.

Además, descartó la posibilidad de que Nisman se suicidara, “y mucho menos como se ha presentado, con un arma de por medio”, ya que, a su juicio, “no tenía motivos” para quitarse la vida.

La fiscal Viviana Fein tomó hoy declaración a Natalia Fernández, la testigo ocasional que denunció ante los medios graves irregularidades en la escena de la muerte de Nisman, su vivienda de Buenos Aires, donde fue hallado muerto de un tiro en la cabeza.

En un comunicado, la Fiscalía de Fein informó que ha tomado ya declaración al exdirector de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia Antonio “Jaime” Stiuso y que tiene los resultados del peritaje toxicológico, aunque decidió mantener en secreto su contenido.

Según fuentes que accedieron a la declaración de Stiuso citadas por el diario La Nación, este rechazó haber atendido a los llamados de Nisman antes de morir y negó conocer a Diego Lagomarsino, el colaborador del fiscal imputado por haberle prestado el arma que le causó la muerte.

El diario reveló también que el fiscal tenía en su cuerpo dosis bajas de alcohol, de ansiolíticos y de cafeína en el momento de su muerte, la víspera de detallar en el Congreso su denuncia a la presidenta argentina por supuesto encubrimiento a sospechosos iraníes del ataque contra la AMIA.

El pasado viernes, el fiscal Gerardo Pollicita solicitó a la Justicia la imputación de Fernández, el canciller Héctor Timerman y el resto de acusados por Nisman por presunto encubrimiento de terroristas. EFE