Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Occidente avisa de una reacción fuerte si fracasa acuerdo de Minsk

Separatistas respaldados por Rusia esperan su transporte mientras se preparan para abandonar el frente de batalla en la aldea de Vergulivka, en las afueras de Debaltseve, en el este de Ucrania, el viernes 13 de febrero de 2015. (Foto AP/Maximilian Clarke)

París, 3 mar (EFE).- Estados Unidos, Alemania, Francia, el Reino Unido e Italia advirtieron hoy de que, si descarrila el proceso de paz para el este de Ucrania fijado por los acuerdos de Minsk, la comunidad internacional tendrá que tener “una reacción fuerte”, en una clara advertencia a Rusia.


Publicidad

Los líderes de estos cinco países, que mantuvieron hoy una conversación telefónica, subrayaron el vínculo que hay entre las sanciones que han impuesto a Rusia y “la aplicación del conjunto del paquete de Minsk”, según un comunicado divulgado por la Presidencia francesa.

Barack Obama, Angela Merkel, François Hollande, David Cameron y Matteo Renzi reiteraron su “pleno apoyo” al compromiso adoptado en la cumbre del pasado 12 de febrero en la capital bielorrusa -entreUcrania, Rusia, Alemania y Francia- así como “su unidad de puntos de vista sobre los medios para resolver la crisis en el este de Ucrania“.

Los cinco mandatarios coincidieron en que “sería necesaria una reacción fuerte de la comunidad internacional en caso de ruptura seria en el proceso de aplicación de las medidas adoptadas en Minsk” y confirmaron el “papel esencial” que quieren que desempeñe la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Se trata de que haga un seguimiento del proceso de paz, en particular del respeto del alto el fuego y de la retirada de las armas pesadas, dos de los puntos acordados de la cumbre del 12 de febrero.

Washington, Berlín, París, Londres y Roma se comprometieron a apoyar a las autoridades ucranianas para restablecer la economía de su país.

Hollande y Merkel habían mantenido ayer otra conversación telefónica con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, y con el ruso, Vladímir Putin, y constataron “progresos” en la puesta en marcha de las medidas que ellos mismos habían negociado en Minsk, pero también que “la situación debe mejorarse”.

Los países de lo que se conoce como el “formato de Normandía” pidieron para la OSCE “un papel más directo” para verificar la aplicación del alto el fuego y la retirada de las armas pesadas en el este deUcrania, y encargaron a la misión del organismo que haga un informe diario.

Mañana está prevista una nueva reunión para el seguimiento de los compromisos de la cumbre de Minsk con la participación de los ministros de Exteriores de estos cuatro países. EFE