Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detienen a activistas de Greenpeace en París

Activistas de Greenpeace cuelgan una pancarta de un puente sobre el río Sena cerca de la Asamblea Nacional en París, lunes 9 de marzo de 2015. (AP Foto/Remy de la Mauviniere)

PARÍS (AP) — La policía parisina detuvo este lunes a cinco activistas de Greenpeace después que se colgaron de un puente sobre el río Sena y desplegaron pancartas contra la energía nuclear, dijo el grupo ambientalista.


Publicidad

Francia es el país más dependiente de la energía nuclear del mundo y el Parlamento se dispone a debatir el tema esta semana. Los activistas protestaron sobre un puente cerca de la Asamblea Nacional, la cámara baja del parlamento.

Los carteles, uno de los cuales flotaba en el agua, mostraban un retrato del presidente Francois Hollande y su promesa de campaña de reducir la dependencia de Francia de la energía nuclear a 50% para 2025. En la actualidad es de más del 60%.

Un proyecto de ley aprobado por el Senado la semana pasada no aludía a ese plazo, pero la Asamblea Nacional ha aprobado el plazo y representantes de las cámaras prevén reunirse el martes para ultimar los detalles.

La ministra de Energía y Ambiente, Segolene Royal, dijo que Greenpeace quiere que Francia abandone totalmente la producción de energía nuclear y “ésa no es la posición del gobierno”. Preguntada acerca de la protesta de Greenpeace por la televisora BFM, ratificó el plazo de 2025 y dijo que “no hay necesidad de polemizarlo”.

En diciembre París será anfitrión de una conferencia apoyada por la ONU de 190 países que buscan limitar las emisiones de gases de invernadero como parte de la lucha contra el calentamiento global.

“Como anfitriona de la cumbre climática, Francia debe acudir a las negociaciones con un plan en regla, un plan que reduce la parte de nuclear para desarrollar las fuentes renovables” como la eólica y la solar”, dijo Cyrille Cormier, activista de Greenpeace. “Las fuentes renovables son la única manera de combatir el cambio climático”.