Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa estudia medidas antiterroristas

Foto de Archivo: La República

BRUSELAS (AP) — Los ministros del interior de la Unión Europea se reúnen el jueves para decidir cómo impedir que los sospechosos de terrorismo viajen al exterior o regresen a sus países.


Publicidad

En la reunión de Bruselas deben decidir si los pasaportes de todos los que salen o entran en la zona de 26 naciones de la UE deben ser cotejados con bases de datos para asegurarse de que no sean robados, falsificados o inválidos.

Asimismo se cree que coincidirán en que los viajeros individuales deben recibir un escrutinio especial si responden a criterios de alto riesgo que todavía deben estipularse.

La UE dio prioridad a las precauciones contra el terrorismo después de los ataques del 7 al 9 de enero en París que dejaron un total de 17 víctimas. Al comienzo de la reunión el jueves, el presidente del encuentro, Rihards Kozlovskis de Letonia, dijo que “el terrorismo sigue siendo una de las mayores amenazas para nuestros ciudadanos”.

Kozlovskis agregó que los ministros deben discutir cómo combatir el uso de internet para propagar doctrinas islámicas extremistas u otras posiciones radicales, neutralizar el tráfico ilegal de armas y compartir mejor las informaciones sobre terrorismo de las agencias policiales del bloque.

El viernes, los ministros de justicia decidirán cómo prevenir la radicalización de los presos.

Los controles de pasaporte, de ser impuestos, requerirán que todos los aeropuertos, puertos y puntos de ingreso en la zona del bloque estén equipados con escáners para cotejar los documentos con las bases de datos mantenidas por Interpol o los países del área. Actualmente, dicen funcionarios de la UE, en algunos lugares los pasaportes son revisados por funcionarios de inmigración pero no verificados electrónicamente.

El año pasado, unos 564 millones de viajeros entraron o salieron de la zona Schengen, a la que pertenecen 22 de las 28 naciones de la UE.

Ante los ataques terroristas en Francia, que se atribuyeron tres simpatizantes del grupo extremista Estado Islámico y al-Qaeda en Yemen antes de ser muertos por la policía, los líderes de la UE ordenaron el 12 de febrero una serie de medidas “para proteger a todos de la violencia basada en motivos étnicos o religiosos y racismo”.

El mes próximo, el brazo ejecutivo del bloque, la Comisión, debe presentar el borrador de una Agenda Europea de Seguridad. En junio deberá decidir cómo aplicar la propuesta.