Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tensión en este de Ucrania tras la muerte de niña de ocho años

Separatistas ucranianos respaldados por Rusia caminan tras inspeccionar tanques del ejército de Kiev destruidos en busca de armas y munición cerca de la localidad de Lohvynove, a las afueras de Debáltseve, en Ucrania, el 22 de febrero de 2015, en el límite del territorio que controlan en el este de Ucrania. (Foto AP/Vadim Ghirda)

KOSTYANTYNIVKA , Ucrania (AP) — Residentes en la localidad de Kostyantynivka, en el este de Ucrania, se enfrentaron airados el martes a funcionarios regionales por un incidente con un vehículo militar armado que disparó y mató a una niña de ocho años.


Publicidad

El jefe de la policía en la región de Donetsk, Vyacheslav Abroskin, viajó el martes a la localidad en un intento por evitar disturbios masivos como los registrados la noche anterior, cuando multitudes enfurecidas voltearon varios autos policiales.

Los enfrentamientos se produjeron por la noche ante una residencia ocupada por los soldados que luchan contra los separatistas respaldado por Rusia que controlan amplias zonas de la región de Donetsk.

Los cabecillas de los incidentes nocturnos fueron detenidos, según las autoridades. Un grupo de más de 50 personas, incluyendo madres con niños pequeños, se reunieron en el lugar del suceso el lunes y volvieron a protestar ante Abroskin a su llegada para inspeccionar el lugar.

Los soldados responsables del vehículo implicado en el choque, un remolcador blindado ligero, están entre las varias personas investigadas, según el portavoz militar Andriy Lysenko.

“El comandante de la unidad militar en la que servían los soldados ha sido suspendido durante la investigación”, señaló Lysenko. “El caso está bajo supervisión directa del fiscal militar jefe y el presidente de Ucrania”.

Kostyantynivka está a unos 20 kilómetros (12 millas) del frente del conflicto que libran tropas del gobierno y separatistas rusos. El alto el fuego acordado entre los dos bandos en febrero se mantiene en vigor y es respetado, pero la tensión sigue siendo alta en las zonas más próximas al frente.

Aunque ahora está bajo control del gobierno, la localidad estuvo casi tres meses en manos de los rebeldes en la primavera del año pasado. Hay una gran diversidad en las actitudes de los vecinos hacia las autoridades ucranianas y muchos empatizan con los separatistas.

La rauda reacción de las autoridades ucranianas al incidente subraya la ansiedad latente, y la posibilidad de que se reanuden disturbios como los que el año pasado derivaron en un conflicto en el que han muerto más de 6.000 personas.

Por MSTYSLAV CHERNOV