Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La coalición internacional ha destruido más de mil posiciones yihadistas

SANLIURFA (TURQUÍA) 08/10/2014.- Fotografía tomada desde Turquía que muestra una columna de humo tras un bombardeo aéreo previsiblemente por un avión de la alianza en el oeste de Kobani (Siria) donde combatientes kurdos de YPG intentan defender la ciudad, cerca del distrito de Suruc, Sanliurfa (Turquía) el miércoles 8 de octubre de 2014. Los combatientes del grupo radical Estado Islámico (EI) se enfrentan a milicianos kurdos en un intento de recuperar posiciones perdidas en el este de la ciudad siria de Kobani, fronteriza con Turquía, en medio de bombardeos de la coalición internacional, informaron activistas. EFE/Sedat Suna

Washington, 19 mar (EFE).- La coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) liderada por Estados Unidos ha destruido más de mil posiciones de combate de los yihadistas suníes en Irak y Afganistán, informó hoy el Mando Central estadounidense.


Publicidad

En un nuevo recuento mensual, el Mando Central especificó que los ataques aéreos realizados desde finales del verano, acabaron con 1.003 posiciones del combate del EI y 736 edificios controlados por los yihadistas.

Además, 107 centros de mando han sido bombardeados, así como 38 instalaciones de líderes del EI (hasta el pasado 4 de febrero esas cifras se situaban en 102 y 26, respectivamente).

Los progresos desde el aire de las fuerzas de la coalición han acabado también con 73 tanques, 282 vehículos blindados del tipo Humvee, obtenidos durante la desbandada de las Fuerzas Armadas iraquíes el pasado verano.

El Mando Central también informó de la destrucción de 187 puestos de control y posiciones ofensivas del EI, así como 58 botes patrulla y casi 150 piezas de mortero y artillería.

Los progresos se han estancado, aparentemente, en la destrucción de infraestructuras del petróleo asaltadas por el EI, ya que el nuevo recuento apenas supone un avance con los revelados a comienzos de febrero.

El número de 31 refinerías modulares destruidas en ese entonces, no ha cambiado, así como tampoco lo han hecho los puntos de transporte de petróleo, según las nuevas estimaciones.

Pese a todo, el Pentágono asegura que el petróleo ya no es una de las más importantes fuentes de financiación de los yihadistas, que antes les procuraba millones de dólares. EFE