Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Extremistas obtuvieron armas a través de enclave español

En fotografía del 23 de junio de 2016 combatientes del Estado Islámico marchan a bordo de un vehículo blindado en la ciudad de Mosul, Irak. (Foto AP, archivo)

SALÉ, Marruecos (AP) — Una célula extremista en Marruecos vinculada al grupo Estado Islámico obtuvo sus armas a través del enclave español de Melilla, dijeron autoridades el lunes.


Publicidad

La nueva Oficina Central de Investigación Judicial de Marruecos desmanteló el domingo una red de milicianos que abarcaba varias ciudades que planeaban secuestrar figuras políticas y militares en esta nación del norte de África.

Abdelkader Khiyam, director de la oficina, mostró a periodistas seis pistolas, municiones y computadoras que fueron confiscadas a las 13 personas arrestadas, la mayoría de ellas en la ciudad costera de Agadir, en el sur del país.

Hay dos ciudades españolas en la costa norte de Marruecos, una de ellas es Melilla, de donde provinieron las armas.

La policía española y la marroquí han trabajado conjuntamente en varias ocasiones para desmantelar redes afincadas en esas ciudades y en la zona rural marroquí circundante que pretenden enviar reclutas a combatir en Siria.

Khiyam señaló que las personas arrestadas no habían sido entrenadas en el extranjero, pero “estaban en contacto permanente con líderes del grupo Estado Islámico”.

Parte de sus planes era atacar a soldados durante sus patrullajes para obtener mejores armas, agregó. Afirmó que ellos planeaban ejecutar a quienes secuestraran, decapitándolos o quemándolos.

Marruecos se ha salvado mayormente de ataques de extremistas contra objetivos civiles como los que han ocurrido en la región, como el perpetrado la semana pasada en un museo de Túnez que costó la vida a 21 personas. Pero ha reportado haber desmantelado varias células inspiradas en grupos radicales.

Al igual que en Túnez, muchos jóvenes marroquíes resentidos han buscado viajar al extranjero para unirse al grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

Khiyam dijo que se cree que 1.354 marroquíes han ido a combatir con grupos extremistas en Siria e Irak, de los cuales 156 han regresado a Marruecos.

Hasta ahora, 246 combatientes marroquíes han muerto en Siria y otros 40 en Irak, añadió.

Por PAUL SCHEMM, Associated Press