Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina pide a británicos frenar militarización de Islas Malvinas

Veteranos de guerra cantan el himno argentino durante una ceremonia por los soldados caídos en la guerra de las Malvinas. El jueves 2 de abril de 2015 se cumple el 33 aniversario del comienzo de la guerra por la soberanía en el archipiélago. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) — La presidenta argentina Cristina Fernández pidió el jueves a Gran Bretaña que no gaste “una libra más” en la militarización de las Islas Malvinas y que se ocupe de sus propios ciudadanos que sufren penurias económicas, durante un acto en conmemoración del inicio de la guerra por la soberanía del archipiélago en 1982.


Publicidad

“Que no se preocupen, que no pongan una sola libra más en la defensa de las islas Malvinas, que la pongan en alimentar ingleses, en darle trabajo a los jóvenes ingleses, en darle bienestar al pueblo inglés porque nosotros no somos un peligro para nadie”, dijo Fernández en un mensaje emitido por cadena nacional desde la ciudad de Ushuaia, en el extremo sur del país.

La gobernante se refirió al reciente anuncio del secretario de Defensa británico Michael Fallon ante el parlamento de su país sobre el gasto de 180 millones de libras (260 millones de dólares) durante la próxima década para mejorar sistemas de defensa y otras instalaciones en las islas en el Atlántico Sur, que son objeto de una histórica disputa de soberanía con Argentina.

En lo inmediato se enviarán dos helicópteros de transporte y un equipo de comunicaciones mejorado para sus sistemas de defensa en el archipiélago,

“No somos un peligro en términos militares, en términos de ofensiva militar…no somos un gobierno que compra armas o considera armar a la República”, apuntó la presidenta, quien atribuyó el anuncio británico a “una campaña del lobby armamentista, que si no hay una guerra te la arman para que se siga gastando en armas. No sería la primera vez”.

El conflicto armado en las Malvinas, a las que los ingleses llaman Falklands, se extendió durante 74 días entre abril y junio de 1982 hasta que el entonces gobierno militar de Argentina presentó la rendición. La guerra le costó la vida a 649 argentinos y 258 británicos.

El gobierno argentino ha insistido ante distintos foros internacionales en su reclamo de diálogo a Gran Bretaña por la soberanía de las islas. El gobierno británico se ha negado, en respeto al derecho de autodeterminación de los isleños.

La presidenta aseveró que la independencia que logró el país en el siglo XIX no es completa “hasta que no podemos recuperar nuestras Islas Malvinas”, pero aventuró que “las vamos a ver, no tengan la menor duda, formando parte nuevamente de nuestro territorio. No es voluntarismo, no es una utopía…las cosas vienen cambiando”.

“El diálogo y no la militarización el camino del reencuentro con nuestra soberanía”, concluyó. (I)

Por Debora Rey, Associated Press