Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Prorrusos proponen desmilitarizar los últimos puntos de conflicto en Ucrania

Donetsk (Ucrania), 19 abr (EFE).- Los separatistas prorrusos propusieron hoy abordar esta semana la desmilitarización de los últimos lugares de confrontación en la región oriental ucraniana de Donetsk, entre ellos el aeropuerto.


Publicidad

“Ya propusimos convertir el aeropuerto de Donetsk en una zona desmilitarizada. Esto permitiría evitar los ataques, las muertes y la destrucción. Pero los ucranianos no quisieron”, recordó Denís Pushilin, negociador de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Ahora, agregó, ha llegado la hora de abordar ese asunto “en detalle” la próxima semana durante las reuniones de los grupos de trabajo en el marco de los acuerdos de paz de Minsk.

Su propuesta es desmilitarizar el aeropuerto y las localidades de Shirókino y Górlovka.

“Queremos decir que ambos bandos replegarán sus fuerzas a la misma distancia de la línea de separación. Por ejemplo, en Shirókino se discutió que ambas fuerzas se alejaran la misma distancia del centro de la ciudad”, precisó Pushilin.

El aeropuerto de Donetsk, que fue reconquistado por las milicias rebeldes a principios de año, sigue siendo escenario de escaramuzas pese al alto el fuego que rige en la zona de conflicto desde el pasado 15 de febrero.

En Górlovka, el segundo mayor bastión prorruso tras Donetsk, la situación también es tensa, pero la peor parte se la lleva Shirókino, ciudad bañada por el mar de Azov.

Shirókino se encuentra entre las ciudades de Novoazovsk, controlada por las milicias separatistas, y Mariúpol, de casi medio millón de habitantes, leal al Gobierno de Kiev.

Si esas ciudades costeras cayeran en manos de los insurgentes, estos podrían abrir un corredor desde la frontera rusa hasta la península de Crimea (reunificada con Rusia hace algo más de un año), el primer paso para su escisión del resto de Ucrania.

En lo que se refiere a Shirókino, el Gobierno de Kiev se ha mostrado dispuesto a proceder a su desmilitarización, pero sólo tras una tregua entre ambos bandos y con la condición de que en la zona se abra un centro permanente de control del alto el fuego.

El mando militar ucraniano acusó hoy a las milicias prorrusas de bombardear sus posiciones con armamento pesado, como lanzaderas de misiles Grad, prohibido por los acuerdos de paz de febrero pasado.

El pasado lunes, los ministros de Exteriores de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania -los cuatro países que negociaron el acuerdo de paz de febrero- acordaron la retirada de la zona de combate de tanques, vehículos blindados, morteros y “armas pesadas de menos de 100 milímetros”. EFE