Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

España afirma que no quiere romper relaciones con Venezuela

Jose Manuel García-Margallo. Foto: EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó este jueves que el propósito de España “no es en absoluto” romper relaciones diplomáticas con Venezuela y ha añadido que para el país latinoamericano desea “estabilidad democrática y prosperidad económica”.


Publicidad

García-Margallo pronunció estas palabras durante su intervención en el Foro Líderes, organizado por la Agencia EFE y KPMG, en el que presentó al vicepresidente de Brasil, Michel Temer.

No es nuestro propósito seguir en esta escalada y no es nuestro propósito romper relaciones con Venezuela“, afirmó el jefe de la diplomacia española, después de que ayer el Gobierno llamara a consultas a su embajador en Caracas, Antonio Pérez Hernández.

El Gobierno español tomó esta medida en señal de protesta por la “escalada de insultos, calumnias y amenazas” de Nicolás Maduro contra España y sus instituciones y por “respeto a la dignidad nacional”, informó ayer el ministerio en un comunicado.

Margallo aseguró que el Gobierno ha manifestado “extrema prudencia” en este asunto “hasta que las aguas han llegado al límite en que hemos tenido que reaccionar”.

“Nuestro propósito no es en absoluto romper relaciones con Venezuela“, insistió García-Margallo.

El ministro se refirió así al último paso en la escalada de tensión en las relaciones entre España y Venezuela después de que el presidente del país latinoamericano, Nicolás Maduro, acusara al Gobierno español de “apoyar al terrorismo” en Venezuela y al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, de formar parte de “un grupo de bandidos, de corruptos y de ladrones”.

Previamente, la Asamblea Nacional de Venezuela declaraba, con los votos de la mayoría chavista, persona non grata “para el pueblo venezolano” al expresidente del gobierno español Felipe González, que se había ofrecido para la defensa legal de los opositores venezolanos encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma.

A pesar de esta declaración, González, histórico líder socialista español, mantiene su intención de viajar a Venezuela. EFE (I)