Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina advierte de falla en pozo de exploración cercano a islas Malvinas

Buenos Aires, 24 abr (EFE).- La Cancillería argentina expresó hoy su preocupación por una falla detectada en un pozo de exploración petrolífera cercano a las islas Malvinas, reclamadas a Reino Unido por el país suramericano, y advirtió que un eventual derrame “tendría un impacto significativo en el ecosistema”.


Publicidad

A través de un comunicado, el Gobierno argentino informó de la existencia de una falla en el funcionamiento de la válvula de seguridad de una plataforma contratada por el consorcio integrado por las empresas Falkland Oil and Gas Limited (FOGL), Premier Oil Limited y Rockhopper Exploration PLC para la exploración petrolífera.

La Cancillería argentina se hizo eco de información remitida por las citadas empresas en la que señalaron que la perforación en el área de Isobel Deep “debió suspenderse a 1.273,9 metros de profundidad a raíz de un mal funcionamiento del “blow-out preventer” (válvula de seguridad), mecanismo esencial de prevención con que cuentan las plataformas hidrocarburíferas para controlar el pozo”.

Este mecanismo previene eventuales derrames líquidos o gaseosos permitiendo el manejo del incidente y evitando la contaminación del medioambiente marino.

“Una falla en estos sistemas fue la que provocó la tristemente célebre catástrofe ambiental en el Golfo de México”, informó la cartera de Exteriores.

El documento subraya que no es el primer incidente de la plataforma Eirik Raude, ya que el pasado noviembre debió suspender la actividad exploratoria en Sudáfrica “por problemas mecánicos en la plataforma”, mientras que en 2005 sufrió varias incidencias en el Ártico.

“Un derrame de petróleo de magnitud en el área de Malvinas tendría un impacto significativo en el ecosistema, que podría perdurar durante décadas”, alertó la Cancillería.

“Existen en dicha zona áreas de reproducción y alimentación de numerosas especies de mamíferos y aves marinas, varias de las cuales son objeto de protección internacional a través de convenios multilaterales específicos, en razón de su elevada vulnerabilidad y frágil estado de conservación. Asimismo, las aguas son ricas en especies que son objeto de explotación comercial, tales como calamar o la merluza negra”, agregó.

Las autoridades argentinas creen que un derrame en el pozo perforado actualmente “tendría altas posibilidades” de alcanzar las costas de la isla de Tierra del Fuego, en el extremo sur del país.

El pasado 9 de abril, el Gobierno de Cristina Fernández denunció penalmente al consorcio de empresas que operan en el norte de las islas Malvinas “por llevar adelante actividades de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin haber obtenido la correspondiente autorización de la Secretaría de Energía”.

Argentina reclama la soberanía del archipiélago, ubicado en el Atlántico sur, que está en manos del Reino Unido desde 1833 y que provocó una guerra entre ambos países en 1982 que se saldó con casi 900 muertos, en su mayoría combatientes argentinos. (I).