Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Berlín sabía desde 2008 del espionaje de EEUU en su territorio, según “Bild”

Berlín, 27 abr (EFE).- El Gobierno alemán sabía al menos desde 2008 que la inteligencia de Estados Unidos trataba de espiar a empresas y políticos de su país y Europa porque así se lo transmitieron sus servicios secretos, publica hoy el diario alemán “Bild”.


Publicidad

Al menos en dos informes, uno de 2008 y otro de 2010, el Servicio de Información Federal (BND) transmitió a la Cancillería, de quien depende orgánicamente, que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE. UU. “trataba de espiar y pinchar los denominados ‘selectores’ (direcciones de correo electrónico, números de teléfono) de EADS (actualmente Airbus) y Eurocopter”, según el rotativo.

“Es seguro que en Cancillería se sabía durante años que la NSA intentaba, con ayuda alemana, espiar a empresas alemanas”, indica al diario un miembro sin identificar de la comisión que investiga este escándalo en el Bundestag (cámara baja alemana).

La NSA envió durante años al BND su lista de objetivos de espionaje en Alemania, agrega la información, pero el Gobierno alemán pero no trató de impedirlo o, al menos, investigarlo.

“Entonces se dijo: ‘Necesitamos las informaciones de los americanos, así es por ahora, no queremos dañar la cooperación'”, explica la fuente anónima.

Los Verdes, en la oposición, han criticado que la canciller, Angela Merkel, ha “ignorado” las informaciones de sus servicios de inteligencia en este sentido e incluso los socialdemócratas, socios minoritarios en la coalición gobernante, han calificado las acusaciones de “escandalosas”.

El Gobierno alemán ha repetido desde que se destapó el escándalo del espionaje estadounidense en su territorio que la colaboración entre ambas inteligencias había evitado varios ataques terroristas, aunque no aportó detalles al respecto.

Las relaciones bilaterales se enturbiaron a raíz de la difusión de que los servicio secretos de EE. UU. habían tenido “pinchado” durante años un teléfono de Merkel.

No obstante el motivo de fricción entre Berlín y Washington se ha diluido con el paso del tiempo y la falta de disposición de EE. UU. a hacer concesiones en este ámbito. EFE