Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Líder republicano lanza una campaña para impedir el cierre de Guantánamo

Washington, 28 abr (EFE).- El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, lanzó hoy una campaña contra la intención del presidente estadounidense, Barack Obama, de cerrar la prisión de la Bahía de Guantánamo (Cuba).


Publicidad

Bajo la premisa de que “los terroristas no deben pisar suelo de EE.UU.”, Boehner comenzó hoy en las redes sociales y a través de los medios de comunicación un nuevo impulso para zancadillear los esfuerzos de Obama sobre su promesa aún incumplida de cerrar el penal.

“El presidente Obama está obsesionado con el cierre de Guantánamo a toda costa, a pesar de que esa medida es muy impopular entre los estadounidenses y de que muchos de los prisioneros que ya ha liberado sean sospechosos de haberse unido al Estado Islámico (EI)”, argumentó Boehner.

Asimismo, el republicano con mayor poder en la Cámara baja de Estados Unidos recordó la entrega por parte de Obama de cinco de los detenidos de Guantánamo a los talibanes a cambio de la liberación de un rehén estadounidense que tenían bajo su poder, el sargento Bowe Bergdahl.

Boehner cita a la asesora de Seguridad Nacional del mandatario, Susan Rice, quien, según indica, hace un año alabó el servicio del ya exmilitar, cuya labor sirviendo a Estados Unidos desempeñó “con honor y distinción”.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Representantes arremetió contra la decisión de la Casa Blanca alegando que el Ejército de EE.UU. ha acusado a Bergdahl de cargos de deserción y que el Gobierno “infringió la ley al dejar libres a tres terroristas sin notificárselo al Congreso”.

La iniciativa de Boehner llega apenas una semana después de que el Pentágono informara de que tiene prevista la transferencia de otros diez presos en las próximas semanas.

En total, el Pentágono espera que 57 presos cuyo traslado ha sido aprobado sean reubicados antes de final de año fuera de las instalaciones de Guantánamo, con la intención de poder evitar que el Congreso, ahora de mayoría republicana, dificulte su ejecución.

Según adelantó el diario The Washington Post, que cita otras fuentes oficiales, el plan requeriría movimientos “grandes” en al menos dos países, que se espera acuerden acoger entre 10 y 20 yemeníes detenidos cada uno, ya que estos no pueden ser repatriados debido a la inestabilidad que atraviesa su país.

Las mismas fuentes indicaron que el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, no ha aprobado aún ninguna transferencia desde que asumió el cargo en febrero, pero firmará en las próximas semanas la repatriación de varios presos a Marruecos y Mauritania, y el traslado de seis presos yemeníes a un tercer país.

Cuarenta y ocho de los presos cuyas transferencias han sido aprobadas son yemeníes y suponen uno de los grandes escollos para el prometido cierre del penal que busca Obama.

La última transferencia que realizó el Pentágono fue en enero pasado, cuando Estados Unidos envió cuatro yemeníes a Omán y uno a Estonia, dejando un total de 122 presos dentro de la prisión. EFE [I]