Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Desmantelan red intercontinental de narcotráfico en Nueva York

Agentes policiales rodean la casa de un sospechoso en una operación con el FBI en Sinopoli, Italia, jueves 7 de mayo de 2015. (AP Foto/Adriana Sapone)

ROMA (AP) — Por la noche, la familia de inmigrantes calabreses servía sabrosas pizzas. Pero una vez cerrado el restaurante en el barrio neoyorquino de Queens, dicen funcionarios italianos y estadounidenses, se cumplían otra clase de pedidos: el manejo de una presunta banda de tráfico de cocaína con operaciones en tres continentes.


Publicidad

Correos de la banda llevaban maletines llenos de dinero Costa Rica y cargamentos de droga a través de Pennsylvania y Delaware con destino a España, Holanda e Italia, dijeron agentes del FBI y la policía italiana en una conferencia de prensa el jueves en la oficina del fiscal antimafia en Roma.

El restaurante Cucino a Modo Mio (Cocino a mi manera) tenía un cuarto secreto donde ocultar armas, dijeron las autoridades. En una caja fuerte hallaron seis pistolas, un fusil, municiones, manoplas, otras armas y 100.000 dólares en efectivo.

Los investigadores dicen que en Estados Unidos hay un baluarte profundamente arraigado de la ‘ndrangheta, la banda criminal del sur de Italia que ha aprovechado el caos en que ha caído la mafia siciliana y está consolidando sus lazos con los clanes tradicionales de la Cosa Nostra neoyorquina.

Al menos 13 personas fueron arrestadas en allanamientos antes del amanecer en Calabria, la zona del sur de Italia donde tiene su sede la ‘ndrangheta, que según las autoridades está empeñada en consolidar su influencia y operaciones en Estados Unidos.

Tres calabreses, identificados como Gregorio Gigliotti, su esposa Eleanora y su hijo Angelo fueron arrestados en Nueva York hace dos meses. Todos eran miembros de la familia que trabajaba en la pizzería del barrio de Corona en Queens.

El abogado de Angelo Gigliotti, Gerald McMahon, dijo que el caso contra su cliente tiene escaso mérito. Gigliotti se declaró inocente al ser arrestado el 11 de marzo y permanece detenido sin derecho a fianza.

Los abogados de los otros dos acusados en Nueva York no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Cucino a Modo Mio era el centro de mando de una operación internacional de narcotráfico, dijo Andrea Grassi, a cargo de la unidad romana de una operación policial especial conocida con la sigla SCO. Las autoridades italianas dijeron que se incautaron de 56 kilos de cocaína en Holanda y España en una operación anterior que condujo a la investigación actual.

“Al atardecer, la familia regentaba una buena pizzería”, dijo Grassi. “A otras horas regentaban” el tráfico de drogas.

La cocaína repartida en paquetes pequeños iba oculta en cargamentos de yuca que zarpaban de Costa Rica, dijeron las autoridades italianas. Estiman que la cocaína incautada tenía un valor de medio millón de euros en el mercado mayorista y 10 veces mayor en la calle.

La investigación continúa y los investigadores dijeron que no sabían cuánto dinero ganó la banda con el negocio de la cocaína.

La policía dijo que los operadores compraban cocaína en Costa Rica con dinero enviado en maletas especiales. La conservaban en depósitos en Wilmington, Delaware, y Chester, Pennsylvania, hasta que llevaba el momento de enviarla al norte de Europa e Italia.

A fines de 2014 se incautaron 60 kilos de cocaína en los puertos de las dos ciudades estadounidenses, dijeron fiscales italianos.

Se sabía que la ‘ndrangheta tenía operaciones en Australia y Canadá desde hace tiempo. Pero esta investigación, llamada Operación Colón, los ha convencido de que envía jefes y soldados en número creciente a Estados Unidos, dijo Renato Cortese, jefe del SCO. (I)

Por FRANCES D’EMILIO