Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Burundi aplaza por segunda vez las elecciones legislativas

Manifestantes y soldados se enfrentan en el distrito de Cibitoke en la capital de Bujumbura, Burundi, el viernes 22 de mayo de 2015. (Foto AP/Berthier Mugiraneza)

El presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, ha optado por un nuevo aplazamiento de las elecciones municipales y legislativas que debían celebrarse este viernes y que ya fueron pospuestas el pasado de 20 mayo, según anunció hoy el portavoz del Gobierno, Willy Nyamitwe.


Publicidad

No habrá elecciones el viernes. Burundi debe aplicar las recomendaciones (de la Comunidad del Este de África) y al mismo tiempo respetar las disposiciones constitucionales respecto a los aplazamientos”, señaló Nyamitwe, que además es consejero de Comunicación de Nkurunziza.

De esta forma, el presidente de Burundi ha sucumbido a la presión de la Comunidad del Este de África (EAC, en inglés), que el pasado domingo pidió el aplazamiento para poner fin a las protestas que se desataron en abril contra la intención de Nkurunziza de presentarse a un tercer mandato y que han costado la vida a decenas de personas.

El nuevo calendario electoral está pendiente de aprobación y será anunciado “en las próximas horas o días”, declaró el presidente de la Comisión Electoral de Burundi, Pierre Claver Ndayicariye, cuya institución se encuentra bajo mínimos tras la reciente dimisión de dos de sus dirigentes.

La cumbre de Dar es Salam, la segunda de este tipo desde el inicio de las manifestaciones, contó con la participación de los presidentes de Tanzania, Uganda y Kenia, que junto a Burundi y Ruanda -cuyos presidentes no estuvieron presentes- forman parte de la EAC.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, tomó parte en la reunión en calidad de observador, así como la presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA), Nkosazana Dlamini-Zuma.

Durante la primera reunión regional, un grupo de militares intentó dar un golpe de estado aprovechando la ausencia de Nkurunziza, que se encontraba en Tanzania y tuvo muchos problemas para regresar a Burundi, aunque al final la revuelta fue sofocada por las tropas leales al presidente burundés.

Los líderes de la EAC recomendaron que se disuelvan las milicias juveniles de todos los partidos políticos en Burundi –en especial las del partido de Nkurunziza, los Imbonerakure– y pidieron al Gobierno que cree las condiciones de paz y seguridad necesarias para el retorno de los refugiados.

Alrededor de 100.000 personas han huido de Burundi en las últimas semanas por miedo a la represión política y han buscado refugio en Ruanda, Tanzania y la República Democrática del Congo (RDC), según datos de la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). EFE