Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los pactos dan poder local a la izquierda en España y debilitan al PP

MADRID, 13/06/2015.- Manuela Carmena, cabeza de lista de Ahora Madrid al Ayuntamiento de la capital de España, ha sido proclamada nueva alcaldesa de la ciudad con los votos de sus 20 concejales y los nueve del PSOE, que suman mayoría absoluta de los 57 ediles de la corporación. Carmena, que ha aceptado con "muchísimo gusto" y ha prometido su cargo a continuación, ha sido elegida tras alcanzar la mayoría absoluta en la primera votación en virtud del acuerdo alcanzado esta semana con el cabeza de lista del PSOE, Antonio Miguel Carmona. EFE/Chema Moya ***POOL***

Madrid, (EFE).- Los pactos entre formaciones de izquierda y plataformas procedentes de movimientos ciudadanos llevaron hoy a sus representantes a alcanzar los principales ayuntamientos de España y suponen un debilitamiento del gobernante PP (centroderecha), que hasta hoy tenía un amplio poder.


Publicidad

El pasado 24 de mayo se celebraron elecciones municipales ganadas en número de votos por el PP que, no obstante, perdió diez puntos porcentuales y numerosas mayorías absolutas que le habían llevado cuatro años antes a gobernar una treintena de las cincuenta capitales de provincia del país.

Los comicios dieron entrada con fuerza a nuevos actores políticos que han pasado a rivalizar con los dos partidos tradicionales: PP y los socialistas (PSOE).

En especial las llamadas candidaturas ciudadanas, que tienen su origen en el movimiento de los “indignados” que en mayo de 2011 salió a las calles de España para hacer patente su rechazo a los políticos tradicionales.

Personalidades de la sociedad civil, dirigentes de movimientos vecinales y vinculados a la sanidad y educación públicas se agruparon en candidaturas de unidad ciudadana que han triunfado en Madrid y Barcelona.

Ambas cuentan desde hoy con dos alcaldesas: la exjueza Manuela Carmena, de 71 años y la activista antidesahucios Ada Colau, de 41.

Otro candidato de esas plataformas gobierna ya hoy la quinta ciudad española, Zaragoza, y militantes de partidos de izquierda dirigen los ayuntamientos de otras grandes capitales, como Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria.

El PP, que en 2011 acumuló el mayor poder político concentrado hasta entonces en un solo partido en España, ha visto la pérdida de ciudades como Madrid, Valencia o Sevilla y entre las diez más importantes del país sólo dirige Málaga y Murcia.

Los 8.100 ayuntamientos españoles se constituyeron durante esta jornada y dieron lugar a un nuevo escenario creado en torno a los pactos, ya que ha crecido el número de partidos representados en las instituciones, sin grandes mayorías.

Eso ha llevado a las fuerzas a negociar acuerdos, algo poco habitual en la política española, donde el dominio de PP y PSOE ha sido habitual.

Los socialistas, a pesar de bajar levemente en las elecciones de mayo, recuperan poder local, lo que les ha generado una fuerte crítica por parte del PP.

El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, vaticinó hoy “radicalidad”, “extremismo” y “mucha incoherencia” en los ayuntamientos dirigidos por pactos de izquierda y acusó al PSOE de haber demostrado una “obsesión terrible” por expulsar al partido conservador de los consistorios.

Este nuevo mapa de poder municipal se diseña a pocos meses de las elecciones legislativas, que están previstas para noviembre próximo.

Las diferentes encuestas apuntan a que el escenario de las municipales se puede repetir, en el sentido de que ningún partido tenga mayoría absoluta y sea necesario negociar acuerdos para formar un gobierno para España y alianzas en el Parlamento.

A esas elecciones sí acudirá con su propia marca el reciente partido Podemos (izquierda) que ha avalado las candidaturas ciudadanas de las municipales y cuyo líder, Pablo Iglesias, ya percibe en el PSOE una actitud favorable a la colaboración.

En apoyo del PP en algún caso se ha situado la otra fuerza emergente en España, Ciudadanos (liberales centristas), que le ha permitido mantener algunos municipios para hacer valer su apuesta por la gobernabilidad.

El 24 de mayo también hubo elecciones en trece de las diecisiete regiones españoles y en las próximas semanas se formarán los nuevos gobiernos autonómicos.

El PP también perderá algunas regiones, como la Comunidad Valenciana (5,1 millones de habitantes), Aragón (1,3 millones) y Extremadura (1,1 millones), aunque gracias a acuerdos con Ciudadanos mantendrá la Comunidad de Madrid (6,5 millones). EFE

(I)