Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Contra Correa hay campaña “de odio” para “justificar magnicidio”, dice Maduro

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, en Caracas. Foto: Presidencia de Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el sábado que en Ecuador hay una campaña “de odio” contra su gobernante, Rafael Correa, que tiene como fin derrocarlo y “justificar un magnicidio”, al tiempo que dijo que alertó sobre esto a los miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).


Publicidad

“Él (Correa) aprobó una ley, son asuntos internos del Ecuador, pero empezó toda una campaña, casi para justificar un magnicidio contra el presidente Correa, una campaña criminal contra el presidente Correa, de odio, de promover la intolerancia, de promover la violencia”, dijo Maduro durante un acto cultural en Caracas.

El presidente aseguró que contra el Gobierno de Ecuador hay una conspiración en desarrollo y que sobre ello Venezuela ha alertado a los países que conforman la Unasur y a su secretario general, Ernesto Samper.

“Hay en marcha un proceso de desestabilización de siembra de odio, de búsqueda de violencia para tratar de desestabilizar a Ecuador y derrocar al presidente Rafael Correa, alerta (…) toda América Latina alerta”, agregó.

Informó que “en estos días” conversó por teléfono con su par ecuatoriano para expresarle solidaridad y aseguró que esta misma situación de desestabilización la ha sufrido la “revolución bolivariana” que hoy lidera desde hace muchos años.

Correa admitió hoy que la situación en su país, por las permanentes protestas de la oposición, es “bastante grave” porque hay grupos contrarios con ánimo de desestabilizar su Administración con protestas que han generado hechos violentos.

Las protestas opositoras critican, sobre todo, unas propuestas de reformas legales a la herencia y a la plusvalía impulsadas por el Ejecutivo, normativas que defienden las manifestaciones oficialistas.

Según Correa, los grupos poderosos del continente que se oponen a Gobiernos progresistas como el suyo intentan desestabilizarlos a través de lo que ha denominado el “golpe blando”, que comienza con el “calentamiento de las calles”.

Añadió que “es una estrategia parecida a la que le hacen a Venezuela” aunque aclaró que en su país “no pasarán”, debido al importante apoyo popular que tiene su Gobierno. EFE (I)