Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francia pide en acuerdo nuclear volver a sanciones si Irán viola compromisos

Un trabajador se traslada en bicicleta frente a la refinería de petróleo al sur de Teherán el 22 de diciembre del 2014. A medida que se avanza en las negociaciones en torno al programa nuclear de Irán, el mundo se pregunta cuáles serán las repercusiones de un acuerdo que permita a los iraníes tener un programa nuclear. (AP Photo/Vahid Salemi)

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, pidió hoy que el acuerdo que negocia la comunidad internacional con Irán sobre su programa nuclear incluya la posibilidad de volver a imponer sanciones a ese país si incumple sus compromisos.


Publicidad

“Francia desea un acuerdo, pero un acuerdo robusto y no un mal acuerdo”, indicó Fabius tras reunirse durante una hora en Luxemburgo con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El ministro iraní se reunió hoy a nivel ministerial con Alemania, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) para abordar las negociaciones de esas potencias con Teherán por su programa nuclear.

Fabius precisó que Francia entiende por un “acuerdo robusto” uno que “comprenda un límite de duración de la capacidad nuclear iraní de investigación y producción”.

Se refirió a un “régimen de verificación que incluya, si es necesario, las sedes militares”.

En ese contexto, señaló que “hace falta prever la vuelta automática de las sanciones en caso de que Irán incumpla sus compromisos” pues “todo ello es importante tanto para la seguridad regional como para la acción contra la proliferación nuclear”.

Previamente, el titular británico de Exteriores, Philip Hammond, había instado a Irán a “mostrar más flexibilidad” para lograr un acuerdo.

Zarif, Fabius y Hammond, junto al ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, y la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, se reunieron para tratar de avanzar en el conflicto nuclear iraní.

Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, China, Reino Unido, Rusia y Alemania) negocian desde hace 16 meses un acuerdo que ponga límites al programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones económicas, que debería estar listo a más tardar para el próximo 30 de junio.

“Hemos acordado continuar trabajando en los borradores a nivel de directores y también traer a los ministros si es necesario para ayudar al proceso”, explicó Zarif al término del encuentro.

“Van a ser unos pocos días muy intensos, no sé cuántos días van a ser necesario para terminar esto”, añadió.

“Hay un compromiso político por parte de todos de avanzar y creo que, si hay voluntad política de aceptar las realidades y avanzar, basados en lo acordado en Lausana, hay una buena posibilidad de acabar esto para la fecha límite o cerca de ésta”, recalcó.

El objetivo es imponer límites al programa nuclear iraní de forma que la comunidad internacional tenga la seguridad de que Teherán no está en condiciones de desarrollar un arma atómica en un plazo inferior a doce meses, si se aventurase a desarrollarla.

Un régimen más severo de inspecciones o la reducción de la capacidad de producir combustible nuclear son algunas de las cuestiones incluidas en ese acuerdo.

Hammond, por su parte, señaló en un mensaje en la red social Twitter que fue un buen encuentro y que las negociaciones siguen adelante, “con el objetivo de alcanzar para el 30 de junio un acuerdo global duradero y verificable”.

El ministro británico de Exteriores señaló además a la prensa que se hacen “progresos a nivel oficial pero en algún momento, más adelante en la semana, durante el fin de semana o a principios de la próxima, los ministros tendrán que implicarse”, al tiempo que explicó que aún “hay una serie de áreas en las que no hemos alcanzado pleno acuerdo”.

“Al final habrá un toma y daca. Necesitamos ver alguna flexibilidad por la parte iraní, pero no vamos a hacer un compromiso sobre líneas rojas absolutas que tenemos: si logramos un acuerdo, tiene que ser verificable”, afirmó.

También apuntó que “hay falta de confianza en ambos lados y solo una completa verificación, la capacidad de la OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) para confirmar que ambas partes cumplen, podrá restaurar esa confianza en el futuro”. EFE [I]