Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los próximos pasos tras el acuerdo nuclear y sus posibles consecuencias

(Foto AP/Brendan Smialowski)

Irán y seis grandes potencias mundiales anunciaron hoy en Viena un histórico acuerdo duradero sobre el programa nuclear de la República Islámica.


Publicidad

Aquí los próximos pasos tras los anuncios de hoy y las posibles consecuencias de este tratado multilateral:

¿Cuándo entra en vigor el acuerdo y qué problemas puede haber?

El tratado, negociado durante casi dos años entre Irán, por un lado, y Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, por el otro, entrará en vigor dentro de 90 días una vez adoptada una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, lo que se espera antes de fin de mes. Al mismo tiempo, el Congreso de Estados Unidos dispone ahora de 60 días para analizar lo pactado con Irán. A pesar de que los opositores republicanos tienen una mayoría en el Congreso y en el Senado, les será muy difícil derrumbar el acuerdo, ya que para ello necesitarían una mayoría de dos tercios.

¿Qué tiene que hace Irán para que se levantan las primeras sanciones?

Según lo acordado, Irán debe reducir en las próximas semanas sus reservas de uranio enriquecido de unos 12.000 a sólo 300 kilos. Además, debe desmantelar dos tercios de su centrifugadoras para enriquecer uranio. Eso debe suceder siempre bajo la estricta supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Irán ha acordado con la agencia nuclear de la ONU una “hoja de ruta” para esclarecer e investigar de aquí a fin de año todas las dudas pendientes sobre la naturaleza de su programa nuclear.

¿Cuándo se levantarán las primeras sanciones?

Sólo cuando el OIEA emita su veredicto sobre el cumplimiento íntegro de los primeros pasos del acuerdo se podrán levantar las primeras medidas punitivas, impuestas en su momento por la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea (UE). Se estima que el OIEA entregue su informe a finales de año. Para la economía de Irán, las sanciones más importantes están relacionadas con el sector petrolero y financiero. En todo caso, pasarán varios años hasta que todas las sanciones, incluyendo las militares, queden levantadas. El embargo de armas y compuestos para misiles balísticos se mantiene durante cinco y ocho años, respectivamente.

¿Quién supervisará el cumplimiento del acuerdo?

Aparte de las inspecciones constantes de parte del OIEA, habrá un comité conjunto, compuesto por Irán y las seis potencias, coordinadas por la UE, que supervisará y analizará posibles violaciones del acuerdo. Cada dos años, como mínimo, los ministros de Exteriores de las partes se reunirán. Si Irán no cumple con lo pactado, el acuerdo prevé un mecanismo para reactivar las sanciones.

¿Qué consecuencias puede tener este acuerdo para Oriente Medio en general y para el mercado petrolero en particular?

El acuerdo anunciado hoy constituye, sin duda, un antes y después para la región de Oriente Medio, donde Irán es una creciente potencia regional. Sus principales rivales, Israel y Arabia Saudí, rechazan de pleno el pacto porque creen que potenciará las ansias de poder y expansión de la República Islámica. Israel se siente amenazada en su existencia y además siente el apoyo logístico, de armamento y también moral que Irán brinda a grupos terroristas como Hizbulá (en el Líbano) y Hamás (en la franja de Gaza). Los saudíes, por su parte, se disputan con Irán el dominio en el mundo musulmán, ya que los iraníes son chiítas y los saudíes son suníes. Tanto Israel como Arabia Saudí creen que este acuerdo legitima el programa nuclear iraní y puede animarle a seguir buscando la bomba en el futuro. Una consecuencia podría ser que Riad desee ahora sumarse a las potencias con armas nucleares. Israel, de la que se sospecha que ya dispone de una bomba atómica, sigue sin descartar un ataque militar para neutralizar el programa nuclear de Irán. En cuanto al petróleo, los expertos no prevén, por ahora, una gran impacto, ya que los mercados vinieron anticipando un posible acuerdo. Además, el levantamiento gradual de las sanciones, permitirá que el mercado se vaya adaptando paulatinamente a una mayor producción iraní.

Por el lado positivo, este entendimiento entre Irán y Estados Unidos puede mejorar la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, contra el que hacen causa común Washington y Teherán. EFE [I]