Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Eligen al presidente dominicano candidato único de su partido a comicios 2016

Danilo Medina, a la izquierda, asume la presidencia de República Dominicana con el reto de reducir la pobreza y convertir el constante crecimiento económico del país en desarrollo social. A la derecha el mandatario saliente Leonel Fernández. Santo Domingo, jueves 16 de agosto de 2012. (AP Photo/Manuel Diaz)

Santo Domingo, (EFE).- El Comité Central del gobernante Partido de la Liberación (PLD) aprobó hoy presentar al actual mandatario del país, Danilo Medina, como su candidato único para las elecciones presidenciales que se celebrarán en 2016.


Publicidad

“Se concreta la unidad del partido en torno al compañero Danilo Medina”, dijo el ministro de Economía, Temístocles Montás, en Twitter tras la aprobación por unanimidad de la candidatura, en una reunión de una media hora que contó con la presencia de 542 miembros del Comité Central del PLD (un 86,31 %), entre ellos el propio presidente y el exmandatario Leonel Fernández.

La mesa principal del Comité Central estaba compuesta además por Reinaldo Pared Pérez, secretario general del partido; Margarita Cedeño, vicepresidenta de la República; Cristina Lizardo, titular del Senado y responsable del acta de la reunión; y Abel Martínez, quien encabeza la Cámara de Diputados.

La nominación de Medina como candidato único del partido a la Presidencia, y a falta de su proclamación como tal, llega en un momento en que el viento de las encuestas sopla a su favor.

En una encuesta de Gallup para el diario Hoy, difundida esta semana, el presidente dominicano es favorito para las elecciones de mayo de 2016 con un 62,6 % de los votos, seguido por Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno, con un 17,4 %.

El pasado 17 de junio, en un discurso a la nación y tras meses de silencio, Medina dijo que dejaba en manos de su partido la decisión de postularlo a los comicios de 2016, tras la reciente reforma a la Constitución para reintroducir la reelección presidencial por dos periodos consecutivos.

Las palabras de Medina entonces ya prácticamente lo convertían en el candidato del oficialismo, que impulsó la reintroducción de la reelección en la Constitución.

Medina, quien dirigió el mes pasado un esperado discurso al país por radio y televisión, defendió firmemente el regreso de la reelección a la Carta Magna, al considerar que la misma estaba a tono con el deseo de la mayoría del pueblo dominicano y estimó que cuatro años resultarían “insuficientes” para concluir una obra de Gobierno como la que él encabeza.

El gobernante repasó entonces las ejecutorias de sus tres primeros años de ejercicio en el poder, resaltando sus políticas de, afirmó, reducción de la pobreza, mejora de la educación, creación de empleos y la implementación del sistema de emergencias y seguridad 911.

Aunque admitió que había mostrado renuencia al tema de la reelección, se convenció de que la mayoría de los ciudadanos está, como lo registran todas las encuestas hechas públicas, a favor de que vuelva a presentarse para un nuevo cuatrienio.

“Si el partido me postula como candidato presidencial podré concurrir a otro mandato y, entonces, el pueblo me daría otra oportunidad de seguir al frente del Gobierno”, expresó entonces el presidente.

Adicionalmente, Medina es considerado como el gobernante más popular y de mayor aprobación en América Latina, con un porcentaje del 89 %, según datos de la empresa mexicana Consulta Mitofsky difundidos esta semana.

Las tres consultas anteriores se publicaron en octubre de 2013 y abril y octubre de 2014 y en ellas el presidente también lideró dicho ránking.

El estudio de Mitofsky, que recopila datos que reflejan “el estado de ánimo y las percepciones de la población”, está basado en encuestas de popularidad recopiladas de medios electrónicos de los distintos países salvo en los casos de El Salvador y México, donde el levantamiento de los datos lo hizo Mitofsky. EFE

(I)