Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Netanyahu nombra embajador en la ONU a conocido halcón opuesto a dos estados

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, Foto: EFE

Jerusalén, (EFE).- La reciente designación como embajador de Israel ante la ONU de Dany Danón, conocido halcón del Likud y abiertamente contrario a una solución de dos estados, ha despertado sorpresa entre políticos, diplomáticos y analistas en este país.


Publicidad

Su nombre ya sonaba desde hacía semanas, pero no fue hasta el viernes cuando el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunciaba oficialmente el nombramiento de Danón, quien apenas un año atrás censuró con dureza su gestión del conflicto armado en Gaza y el posterior alto el fuego alcanzado con Hamás.

Algunos medios conjeturan con que responde a estrategias internas, como dejar una vacante en el apretado Gobierno, pues hasta la fecha Danón ocupa la cartera de Ciencia, Tecnología y Espacio, a fin de entregarla a políticos con los que el jefe del Ejecutivo está en deuda electoral.

Tampoco se descarta que Netanyahu pretendiera alejarlo de una posición de poder dentro del Comité Central del Likud, donde es un peso pesado, pero, sea como fuere, su próxima misión no ha dejado indiferente a prácticamente nadie en el país.

El diario progresista “Haaretz” apunta que el nuevo enviado de Israel en la ONU “es el hombre incorrecto, en el lugar incorrecto y el momento incorrecto”, mientras que el popular “Yediot Aharonot”, señala, en un artículo muy crítico, que se trata de “un gol en propia puerta” y que “Dany Danón no es otro hombre de derechas, está a la derecha de la derecha”.

Netanyahu fue duramente criticado por los partidos opositores durante la campaña previa a los comicios de marzo por supuestamente haber roto el crédito internacional que le quedaba al país a cuenta del programa nuclear iraní y de impulsar una política que ahonda en el aislamiento internacional del Estado judío.

“Netanyahu está sacrificando los intereses de seguridad de Israel por sus intereses políticos personales”, escribía al conocer la decisión Tzipi Livni, miembro de la oposición al Gobierno israelí y antigua jefa negociadora con los palestinos.

Al explicar su elección, Netanyahu manifestó que “la ONU es un foro importante en estos momentos. Y estoy convencido de que Dany luchará con toda su capacidad para presentar la verdad en la arena internacional”.

Su designación se produce a apenas un mes de que se reúna la Asamblea General de la ONU en Nueva York y en momentos en los que planea una idea propuesta por Francia, que aspira a darle forma de resolución en el Consejo de Seguridad, para iniciar un proceso que concluya con el establecimiento del Estado palestino.

Hasta la fecha, Estados Unidos, principal aliado de Israel, ha garantizado que vetará cualquier iniciativa que busque el reconocimiento de un Estado palestino en la ONU que no abogue por la negociación directa entre israelíes y palestinos.

Pero en marzo Netanyahu aseguró en plena campaña electoral que no permitiría el establecimiento de un estado palestino bajo su Gobierno y, aunque sus declaraciones fueron matizadas tras el paso por las urnas, Washington ha indicado que podría volver a examinar su posición sobre cuál es el mejor camino a seguir tras el último proceso que impulsó, concluido en 2014 sin resultados.

Del currículum de Danón se desprende que es un político cualificado, que en sólo seis años como diputado ha hecho valer su voz y tono, en muchas ocasiones bronco, en sesiones parlamentarias.

Un rápido repaso a sus declaraciones muestra su rechazo a la solución de dos estados, su apoyo a la anexión de la mayor parte de Cisjordania a Israel o ideas como cortar el suministro de electricidad y agua a Gaza.

Este político de 44 años graduado cum laude en Relaciones Internacionales en la Universidad de Florida (EEUU) y con un máster en Administración Pública por la Universidad Hebrea de Jerusalén podría desentonar en la ONU, según algunos analistas, a diferencia de embajadores de perfil más diplomático que le han precedido, entre ellos el propio Netanyahu.

En su defensa salió hoy el ministro de Inmigración, Zeev Elkin, quien declaró a la radio pública que “está permitido nombrar a un hombre de derechas como enviado a la ONU, que luche por la posición de Israel”.

Su designación se produce una semana después del nombramiento como nuevo embajador en Brasil de un exdirigente de los colonos judíos, Dani Dayán, y cinco meses después del de Silván Shalom como jefe negociador con los palestinos, pese a que públicamente también se ha mostrado contrario a la creación de un Estado palestino.

Para el secretario general y responsable de negociaciones de la OLP, Saeb Erekat, los recientes nombramientos de Netanyahu reflejan que su Gobierno “es totalmente opuesto a la paz”. EFE

(I)