Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Palestino detenido en Israel pone fin a huelga de hambre tras 66 días

Mazoza Allan, madre del huelguista de hambre palestino Mohammed Allan, reacciona cuando la Corte Suprema decide liberar a su hijo afuera del hospital Barzilai en Ashkelon, Israel, el miércoles 19 de agosto de 2015. El miércoles la Corte Suprema de Israel decidió suspender la orden de detención contra Allan después de estar más de dos meses en huelga de hambre. (Foto AP/Tsafrir Abayov)

JERUSALÉN (AP) — Un palestino detenido sin cargos en Israel puso fin a su huelga de hambre de más de dos meses el jueves, un día después de que la Corte Suprema israelí suspendió su detención, informó su abogado.


Publicidad

Los 66 días de Mohammed Allan en huelga de hambre pusieron a prueba una nueva ley israelí que permite la alimentación forzosa y que ha sido criticada por muchos médicos que dicen que la práctica equivale a tortura. También hizo evidente el uso de la detención administrativa de Israel, que arresta a sospechosos durante largos periodos sin cargos ni juicio.

El abogado de Allan, Jamil Khatib, le dijo a la prensa que su cliente puso fin a su huelga el jueves y que su condición era crítica pero estable. Podrían pasar varias semanas para conocer el alcance de los daños que Allan sufrió a causa del ayuno prolongado, agregó Khatib.

La Corte Suprema de Israel suspendió el miércoles la orden de detención contra Allan, liberándolo mientras recibe atención médica.

El médico Hezy Levy, del hospital Barzilai de Israel, en donde Allan cayó en la inconciencia el viernes pasado, informó el jueves que el palestino de 31 años mostraba “gran mejoría”.

Allan recuperó conciencia el lunes y se dice que sufrió daño cerebral como resultado de su huelga.

“Lo desconectamos del respirador. Ya no está sedado”, dijo Levy. “Comienza a comunicarse y estoy contento de que médicamente vaya por el buen camino”.

Levy espera que Allan pronto comience a comer por su cuenta. El cuerpo de Allan todavía no puede procesar comida después de un ayuno tan prolongado.

El palestino comenzó su huelga para protestar contra la detención administrativa sin cargos ni juicio que aplica Israel.

Israel asegura que la práctica es necesaria para evitar ataques de milicianos y alega que revelar las acusaciones expondría a redes de inteligencia y pondría vidas en peligro. Grupos de derechos dicen que la medida viola el proceso debido, y que se usa demasiado.

Israel acusa a Allan de pertenecer al grupo extremista palestino Yihad Islámico, que llevó a cabo una serie de ataques contra soldados y civiles israelís. Allan niega su afiliación.

La decisión de la corte del miércoles significa que Allan ya no estará encadenado a su cama y que su familia lo podrá visitar en el hospital. (I)

Por MIRIAM BERGER, Associated Press