Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Partido oficialista de Colombia pide “inmediato retiro” de la Unasur

Unasur, el 25 de agosto de 2015.

El oficialista Partido de la U, al que pertenece el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, solicitó hoy la retirada “inmediata” del país de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) al entender que la postura de este organismo frente a la crisis con Venezuela no ha sido la adecuada.


Publicidad

La formación indicó en un comunicado que, tras reunirse de emergencia anoche, decidió por unanimidad “solicitar el retiro inmediato de Unasur”, así como “demandar” ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Solicitamos medias cautelares de protección para todos los colombianos deportados”, agregó como tercer medida, según se indica en el comunicado del Partido de la U.

La decisión llega tras una intensa polémica sobre la actitud del secretario general de la Unasur, el exmandatario colombiano Ernesto Samper, quien ha sido acusado de mantener una actitud poco equilibrada ante la crisis en la frontera con Venezuela, cerrada por orden de Maduro hace más de una semana a raíz del ataque cometido por presuntos contrabandistas contra militares venezolanos.

El incidente, que dejó tres uniformados y un civil heridos, dio lugar a que Maduro declarara el estado de excepción en cinco localidades limítrofes, argumentando la presencia de paramilitares colombianos en su país.

Tras conocer esta decisión, Samper indicó en su cuenta de Twitter: “Hace un año denunciamos el peligro de la intromisión de paramilitares colombianos en Venezuela. Hoy se confirma que es una realidad”.

Sus palabras provocaron indignación en Colombia al entenderlas como parciales, y el expresidente colombiano César Gaviria (1990-1994) declaró entonces que no tiene sentido permanecer “en esa organización que corre anticipadamente a condenar” a los colombianos que viven en zonas venezolanas de frontera.

“Entiendo la posición de la opinión pública colombiana frente a la postura de Unasur en relación a esta crisis, que ha debido ser más equilibrada”, manifestó hoy a la emisora Blu Radio el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo.

Mucho más duro fue el presidente de la U, Roy Barreras, quien declaró en su cuenta de Twitter que Samper “le puso los cuernos a Colombia con Maduro” y que su intento por matizar sus polémicas palabras le asemeja a un “marido infiel”.

Ayer en un comunicado el secretario general de la Unasur aseguró que “las diferencias entre Colombia y Venezuela tienen que ser resueltas por los Gobiernos de los dos países” y pidió la “inmediata suspensión de las deportaciones de colombianos” desde la nación vecina.

Para rebajar la tensión fronteriza, las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y Venezuela, Delcy Rodríguez, mantuvieron este miércoles un encuentro en la ciudad colombiana de Cartagena (norte) que ha sido definida como un primer paso para normalizar la situación.

Según Santos, desde que estalló la crisis fronteriza entre “5.000 y 6.000” colombianos han abandonado Venezuela “de forma voluntaria” a “causa del miedo o desespero”. EFE