Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

AP demanda al FBI por fabricar una noticia falsa para vigilar a un sospechoso

La agencia The Associated Press (AP) demandó al estadounidense Buró Federal de Investigaciones (FBI) por fabricar una noticia falsa que atribuyó a ese medio de comunicación para rastrear y vigilar a un adolescente, sospechoso de lanzar amenazas de bomba contra un instituto del estado de Washington.


Publicidad

La demanda conjunta de AP y la organización Reporters Committee for Freedom of the Press (RCFP, por su sigla en inglés), a la que tuvo hoy acceso Efe, se dirige específicamente contra el FBI y el Departamento de Justicia de Estados Unidos, del que depende esta agencia dedicada a la investigación criminal.

Según el escrito, interpuesto este jueves ante la Corte del Distrito de Columbia, la agencia de periodismo descubrió en octubre de 2014 que un agente del FBI “se había hecho pasar por un miembro de un medio de comunicación, en concreto de AP, para que un sospechoso instalara un software de vigilancia en su computadora” sin darse cuenta.

En concreto, el FBI envió un tipo específico de software de vigilancia conocido como Protocolo de Verificación de Direcciones de Internet (Cipav, por su sigla en inglés) con el que el FBI rastrea y recopila los datos de localización de sospechosos a los que somete a vigilancia electrónica.

En la demanda, AP sostiene que el FBI, que contaba con una orden judicial, pretendía seguir la pista a un joven que había supuestamente lanzado una serie de amenazas de bomba contra la escuela secundaria Timberline, localizada cerca de la ciudad de Lacey, en el estado de Washington.

Para que instalara el software de vigilancia, el FBI envió al sospechoso una comunicación electrónica con enlaces a noticias falsas, tituladas “Amenaza de bomba en la escuela secundaria mitigada por el departamento de policía local” y “Estudiante de Tecnología espabilado mantiene secuestrado al instituto de Timberline”.

“El FBI atribuyó estas noticias a Associated Press”, asegura la agencia en su demanda.

Con base en ello, AP y la organización RCFP han pedido al Departamento de Justicia y al FBI que expliquen en cuantas ocasiones y bajo qué circunstancias se han hecho pasar por miembros de la prensa para obtener información para sus investigaciones.

Los demandantes formularon su petición bajo el amparo de la Ley de Libertad de Información (FOIA, en inglés) por la que los ciudadanos y las organizaciones del país pueden solicitar por la vía judicial la divulgación de documentos gubernamentales de interés público.

En su demanda, aseguran que ya reclamaron por carta, sin éxito, la información sobre la suplantación de las identidades de periodistas al anterior fiscal general de EE.UU., Eric Holder, con el que AP mantuvo tensas relaciones, especialmente al final de su mandato (2009-2015).

En 2013, la agencia denunció que investigadores federales registraron en 2012 las llamadas de al menos 20 de sus líneas telefónicas en tres de sus oficinas, supuestamente para descubrir la fuente informativa de una filtración no autorizada.

Poco después, se conoció que otro periodista de la cadena Fox News, James Rosen, fue investigado en 2010 después de publicar una información en la que decía queCorea del Norte estaba preparando un ensayo nuclear.

Estas revelaciones y el clamor de organizaciones defensoras de la libertad de prensa hicieron que a comienzos de año, poco antes ser sustituido por la actual fiscal, Loretta E. Lynch, Holder ordenase una mayor supervisión de su departamento sobre las investigaciones judiciales que tuvieran que ver con periodistas. EFE (I)