Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cerca de 13.000 refugiados llegan a Alemania este fin de semana y son recibidos con aplausos y regalos

Varios refugiados llegan a la estación ferroviaria en Saalfeld, Alemania, el sábado 5 de septiembre de 2015. Cientos de refugiados llegaron en trenes desde Múnich para ser trasladados en autobuses a un centro de refugiados. (AP Photo/Jens

Berlín, 6 sep (EFE).- Cerca de 13.000 refugiados han entrado a Alemania durante el fin de semana tras viajar desde Hungría a través de Austria, según cifras suministradas hoy por el Ministerio alemán del Interior.


Publicidad

Durante el sábado llegaron 8.000 refugiados mientras que hoy, hasta las 15.00 hora local (13.00 GMT), fueron cerca de 5.000 los que accedieron a la localidad bávara de Múnich.

La mitad de los refugiados que han llegado a Múnich serán repartidos entre otros estados de Alemania mientras que el resto permanecerá de momento en Baviera.

La estación de Múnich es donde llegan la mayoría de los trenes, lo que hace que las autoridades de la capital bávara se hayan visto obligadas a reaccionar rápidamente para acoger a los recién llegados.

En el curso de menos de 48 horas se han aclimatado dos salas del pabellón de ferias como centro de acogida, así como otro viejo pabellón no lejos de la estación.

Otras ciudades alemanas que ha recibido un alto número de refugiados han sido Dortmund, en el oeste del país, Saalfeld, en el este, Hamburgo y Kiel, en el norte, y Francfort en el centro.

En todas partes los refugiados han sido recibidos con aplausos y regalos de la población alemana. Tras haber logrado superar con éxito el fin de semana, al que en muchas ciudades se logró dársele incluso un ambiente de fiesta, viene ahora el reto duradero de integrar a los recién llegados.

Por una parte hay cuestiones financieras que tienen que ordenarse, y el Estado, como lo dijo hoy el ministro de Economía, Sigmar Gabriel, tendrá que destinar recursos a los municipios, que son los que se encargan directamente de los centros de acogida.

Por otro lado, queda abierta la pregunta de si en el día a día se mantendrá la actitud de cooperación abierta que han mostrado los alemanes durante el fin de semana.

De parte de la industria, muchos han querido empezar a dar ejemplo anunciando buscar trabajadores directamente en los centros de acogida.

Así, por ejemplo, el presidente del consorcio automovilístico Daimler Benz, Dieter Zetschke, dijo al dominical “Bild am Sonntag” que muchos de los refugiados son “jóvenes, están motivados y tienen buena formación” y subrayó que eso es precisamente lo que buscan las empresas en momentos en que Alemania tiene la tasa de desempleo más baja desde 1991, del 6,4 %. EFE