Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Partido de Leopoldo López informa de muerte de activista por infarto ante el tribunal

Un activista del partido Voluntad Popular (VP), del que es líder el encarcelado Leopoldo López, murió hoy a causa de un infarto en las afueras del Palacio de Justicia en Caracas, donde se desarrolla la vista de conclusiones del juicio al opositor, informó esa formación política.


Publicidad

“#CONFIRMADO Fallece nuestro activista Horacio Blanco tras sufrir infarto en medio de la emboscada ejecutada por tarifados del régimen”, señaló VP en un mensaje en Twitter.

Decenas de simpatizantes chavistas se acercaron al Palacio de Justicia en el centro de la capital venezolana e intercambiaron insultos con otros tantos seguidores opositores, principalmente de VP, que se concentraban ante el tribunal, según constato Efe.

En el momento en que la esposa de López, Lilian Tintori, llegó al Palacio de Justicia, el grupo de oficialistas comenzó a arrojar botellas de agua y palos de bandera hacia el lugar donde se encontraba.

Posteriormente, Tintori denunció en su cuenta de Twitter “agresiones” durante su acceso al palacio de Justicia, donde su esposo espera sentencia por los hechos relacionados con las protestas antigubernamentales de 2014.

“Pese a las agresiones, nuestro mensaje de Paz y Libertad es para todos los venezolanos! #LeopoldoLibre”, escribió Tintori.

La esposa del líder de Voluntad Popular (VP) envió poco después otro mensaje en el que rechazó la violencia e hizo un “llamado a la calma y a la convivencia pacífica #VenezuelaUnida”.

Tintori, quien llegó acompañada, entre otros, del coordinador nacional encargado de VP, Freddy Guevara, tuvo que ser escoltada por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), al interior del edificio judicial.

Los oficialistas se encontraban separados por un cordón policial, de otros tantos simpatizantes opositores y ambos comenzaron a enfrentarse verbalmente, aunque la situación se calmó a los pocos minutos, una vez que los familiares de López accedieron al Palacio de Justicia.

Posteriormente, el coordinador nacional encargado de VP aseguró en un acto político que la muerte de uno de sus activistas fue un “asesinato”, y repudió las agresiones que “sufrieron” el resto de los manifestantes opositores.

“Hay fisuras, golpes en general y cosas lamentables como el de la candidata (a las elecciones parlamentarias) Manuela Bolívar, que la golpearon y está embarazada”, dijo Guevara en una plaza en el este de Caracas.

Asimismo, el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, hizo un llamado a “la comunidad internacional” para que “reaccione” antes de que la situación en Venezuela “se transforme en un infierno y transcienda a otras naciones”.

“Este es un mensaje directo a la comunidad internacional: ¿Qué están esperando?, ya tienen un muerto en pleno centro de Caracas. ¿Están esperando una tragedia que consuma este país?”, señaló Torrealba.

Tras los incidentes, los seguidores opositores se retiraron y los oficialistas colocaron un camión en la zona desde el que lanzaron mensajes en contra de López y a favor de su condena.

Varios de los concentrados oficialistas eran miembros de la asociación denominada “Víctimas de la guarimba (barricadas) y el golpe continuado”, que agrupa a familiares de algunas víctimas causadas por los incidentes violentos durante las protestas de 2014, en relación con los cuales la fiscalía acusa a López.

La sesión se prevé larga ya que López ha indicado que pretende aprovechar el máximo de tres horas para exponer sus alegaciones, al igual que otros acusados.

El dirigente opositor es acusado de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio en relación con los hechos violentos al final de una marcha antigubernamental convocada entre otros por él, el 12 de febrero de 2014 y que dejaron tres muertos.

Las protestas contra el Gobierno, que comenzaron en febrero y se extendieron por varios meses, dejaron un saldo final de 43 muertos y cientos de heridos y detenidos entre simpatizantes opositores, oficialistas y personas sin adscripción política aparente. EFE (I)