Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las autoridades brasileñas investigarán unos mensajes de odio contra Rousseff

Dilma Rousseff, presidenta del Brasil. Foto de Archivo, La República.

Río de Janeiro, (EFE).- La Policía Federal de Brasil abrirá una investigación por diversos mensajes de odio divulgados este viernes contra la presidenta, Dilma Rousseff, en redes sociales, según informaron hoy fuentes oficiales del Gobierno.


Publicidad

A instancias de la Secretaría General de la Presidencia, las autoridades investigarán una serie de mensajes que se publicaron ayer a raíz de la visita de Rousseff al municipio de Teresina, en el estado de Piauí (noreste).

Según la nota difundida por este órgano del Gobierno, los sucesos se produjeron en respuesta a un mensaje publicado en Facebook por una empleada del despacho de abogados La Trufel, contratado por la Presidencia para colaborar en la gestión del evento celebrado ayer en Teresina, que buscaba promocionar un portal oficial de internet.

“Hoy nuestra presidenta Dilma está en Teresina y voy a tener el ‘placer’ de organizar el evento para ella y para todo su equipo. Quería saber si alguno de mis colegas tiene alguna petición especial; al fin y al cabo, es una oportunidad única”, escribió la empleada en la red social.

Este texto recibió numerosas respuestas con mensajes de odio, incluidas sugerencias para envenenar a la mandataria.

De acuerdo con la asesoría de prensa de la Secretaría General de la Presidencia, el equipo encargado de gestionar las redes sociales de la mandataria, al ver los mensajes, decidió suspender el intercambio de estos dos horas antes del inicio del evento.

“Repudiamos cualquier forma de incitación al crimen o a atentar contra cualquier persona”, señaló hoy la Secretaría General de la Presidencia en un comunicado.

Ahora cabe a la Fiscalía estudiar las posibles medidas a adoptar, por vía penal o civil, contra los autores de estos polémicos mensajes. EFE

(I)