Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El juicio contra un hijo de Gadafi pospuesto hasta noviembre

Saad Gadafi, hijo del ex dictador Moamar Gadafi. Foto de Archivo, La República.

Trípoli, (EFE).- El tribunal libio que juzga por un presunto delito de asesinato a Saad Gadafi, uno de los hijos del derrocado dictador Muamar Gadafi, decidió hoy posponer el proceso hasta el uno de noviembre.


Publicidad

En declaraciones a Efe, Osman Al Qaqla, director de la prisión en la que se encuentra Saad desde que el año pasado fuera extraditado por Níger, explicó que la causa se abrió brevemente esta madrugada en presencia del acusado, su abogado, la fiscalía y el jurado.

“Tras revisarse el caso, la defensa solicitó un aplazamiento que ha sido concedido. La nueva vista ha sido fijada para el uno de noviembre”, precisó.

Saad, conocido como el hijo futbolista de Gadafi, está acusado de la muerte de un jugador de la selección nacional cuando presidía la Federación libia de Fútbol.

Tras el alzamiento que condujo a la caída de su padre en 2011, huyó a Níger, donde estuvo refugiado hasta que fue entregado a las autoridades de Trípoli en 2014.

El pasado agosto, la polémica sobre su enjuiciamiento aumentó tras publicarse en la prensa varios vídeos en los que presuntamente era torturado en la prisión de Hadba, cercana a la capital, durante un interrogatorio.

Saad, que estuvo durante un tiempo entrenando con el primer equipo de la Juventus de Turín, siempre se ha declarado inocente del asesinato del futbolista y entrenador Bashir Riani y de otros delitos que se le imputan.

El pasado mes de julio, otro de los hijos de Gadafi, Saif al Islam, fue condenado a muerte en ausencia por crímenes cometidos durante la dictadura de su padre y durante la represión del alzamiento popular de 2011.

Saif al-Islam está en poder de las milicias de Zintan, uno de los muchos grupos armados que actúan en el país sin control de una autoridad central.

Grupos de defensa de los derechos humanos han advertido de las graves violaciones que se cometen en algunos de los procesos a antiguos responsables del régimen caído.

Libia es víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 fuerzas rebeldes apoyadas militarmente por la comunidad internacional lograran derrocar el régimen tiránico de Gadafi.

Desde entonces, el país está dividido, con un Gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control de los recursos naturales apoyados por miembros del antiguo régimen gadafista, islamistas, líderes tribales y señores de la guerra.

El enfrentamiento es aprovechado por diferentes grupos yihadistas, que en los últimos meses han ganado terreno, poder e influencia y han extendido la inestabilidad y la inseguridad por todo el norte de África. EFE

(I)