Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Duras críticas al principal grupo abortista de EE.UU. en debate republicano

Los aspirantes republicanos a la Presidencia de EE.UU. en 2016 se mostraron hoy de acuerdo en cortar los fondos a la organización que más abortos lleva a cabo en el país, y uno de ellos, Ted Cruz, defendió incluso la idea de provocar un cierre del Gobierno por ese motivo.


Publicidad

La empresaria Carly Fiorina, la única mujer entre los once aspirantes que participan en el segundo debate republicano, celebrado en la localidad californiana de Simi Valley, hizo una apasionada crítica de la organización Planned Parenthood, acusada de vender tejido de fetos abortados para propósitos de investigación.

Fiorina instó al presidente de EE.UU., Barack Obama, y a la favorita en las primaras demócratas, Hillary Clinton, a ver los videos grabados con cámara oculta por un grupo antiabortista, en los que miembros de Planned Parenthood hablan sobre la venta a investigadores del tejido de fetos abortados en sus clínicas.

“(Los videos muestran) un feto completamente formado sobre la mesa, con un corazón que late, con piernas que se mueven. Y (ellos) dicen que tenemos que mantenerlo vivo para cosechar sus órganos. Esto se trata del carácter de nuestra nación, y si no forzamos a Obama a prohibir esto, debería darnos vergüenza”, dijo Fiorina.

A raíz de la polémica, un nutrido grupo de conservadores pretende que se retire la financiación federal a Planned Parenthood, y algunos han amenazado con vincular esa exigencia al presupuesto para el Gobierno federal que debe aprobarse antes de acabar este mes.

Dado que Obama se opone a retirar los fondos para Planned Parenthood, el asunto podría provocar la paralización de la Administración por primera vez desde finales de 2013.

Entre quienes piden cerrar el Gobierno por este asunto está el aspirante republicano y senador por Texas Ted Cruz, quien hoy aseguró que los responsables de Planned Parenthood han cometido “múltiples delitos” y pidió a sus compañeros de partido que dejen de “rendirse” ante las amenazas de veto de Obama.

En cambio, el gobernador de Ohio, John Kasich, se mostró en contra de cerrar el Gobierno a raíz de la polémica de Planned Parenthood, aunque dijo que apoya la idea de despojar de fondos a esa organización.

Jeb Bush, por su parte, recordó que cuando era gobernador de Florida ya cortó los fondos estatales a esa organización, pero no se pronunció sobre la posibilidad de cerrar el Gobierno.

Mientras, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, condenó a Hillary Clinton por defender a la organización, al asegurar que “ella cree en el asesinato sistemático de bebés en el vientre de su madre para preservar sus órganos y venderlos”.

La ley estadounidense prohíbe desembolsar fondos del Gobierno para la interrupción de embarazos, por lo que Planned Parenthood, la organización que más abortos lleva a cabo en el país -más de 300.000 al año- no los utiliza para ese fin, sino para otros servicios de salud a mujeres.

Planned Parenthood se ha disculpado por el tono despreocupado con el que sus ejecutivas hablan del tema en los videos, pero ha negado rotundamente haberse lucrado con la venta de tejido fetal y ha asegurado que solo cobra lo suficiente para cubrir los costos que le supone preservarlo y transportarlo hasta los investigadores. EFE [I]